EEUU: Senado considera sanciones a Rusia

El Congreso estadounidense considerará algunas de las sanciones más significativas a Rusia desde fines de la Guerra Fría en un intento por presionar al presidente ruso Vladimir Putin a que retire sus fuerzas de Crimea, según la copia de un nuevo proyecto en el Senado obtenido por The Associated Press.

El proyecto autoriza al gobierno de Barack Obama a imponer penalidades económicas a los funcionarios rusos cómplices de la corrupción en Ucrania y a cualquier responsable de la ocupación militar rusa de Ucrania. También apunta a los rusos cómplices de corrupción.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado planea una votación el miércoles por la tarde.

"Putin ha calculado mal al empeñarse en un juego de ruleta rusa con la comunidad internacional, pero nos negamos a vacilar y jamás aceptaremos esta violación del derecho internacional", afirmó el senador demócrata Robert Menéndez, quien presentó el proyecto. "Ucrania enfrenta una amenaza que desafía su misma existencia y, en su momento de necesidad, nos solidarizamos firmemente con el pueblo ucraniano a fin de que elija su propio destino sin interferencia rusa", agregó el legislador, titular del panel de Relaciones Exteriores.

Además de las sanciones, el proyecto permite que el gobierno extienda las garantías de préstamo por 1.000 millones de dólares prometidas al nuevo gobierno prooccidental de Ucrania. Y flexibiliza la capacidad de préstamos del Fondo Monetario Internacional, a lo que se oponen algunos republicanos en la Cámara de Representantes.

La cámara baja aprobó por gran mayoría la semana pasada suministrar solamente la asistencia a Ucrania y el martes aprobó una resolución que reclama sanciones a Rusia. Ninguna de las dos iniciativas incluyó la mención del FMI, agencia con la que Estados Unidos, países europeos y otros colaboran para extender préstamos a Ucrania por miles de millones de dólares.

Estados Unidos es la única nación grande que no ha firmado un paquete de reformas al FMI del 2010 que aumenta el poder de las naciones emergentes y permite transferencias de fondos entre sus cuentas para poder entregar más dinero a los países en peligro económico.

El proyecto condena la "intervención militar injustificada" de Rusia en Crimea e instruye al presidente a aplicar prohibiciones de visas y congelamiento de bienes "a toda persona por ordenar, controlar o de otro modo dirigir" actos que socaven la soberanía de Ucrania.

Putin y otros funcionarios rusos amenazaron represalias por cualquier sanción occidental a causa de la ocupación de la península de Crimea. Pero como Estados Unidos y sus aliados europeos descartan opciones militares, ha surgido consenso entre el gobierno de Obama y legisladores demócratas de que las sanciones son la opción más enérgica posible.