Buscan conservación de Mar de los Sargazos

Estados Unidos, Gran Bretaña, Mónaco y las Azores se unieron el lunes a las Bermudas en la firma de una declaración sin carácter de obligatoriedad con el objeto de colaborar para la conservación del Mar de los Sargazos, una vasta extensión de enorme riqueza ecológica en medio del Océano Atlántico.

El territorio británico de las Bermudas es la única isla dentro del Mar de los Sargazos, un brazo de agua tibia de una extensión de tres millones de kilómetros cuadrados (dos millones de millas cuadradas) en el Atlántico, siendo un importante hábitat y criadero de un amplio número de especies marinas migratorias, tales como las anguilas.

El primer ministro Craig Cannonier dijo que las Bermudas considera que es "nuestra responsabilidad llevar la batuta en este ecosistema marino tan singular".

Los defensores de la conservación ambiental han cabildeado a Bermudas a fin de que cree una vasta reserva que aseguran salvaguardará partes importantes del Mar de los Sargazos, conocido por sus algas marinas pardas llamadas sargazos.