Activistas piden a congreso reforma migratoria

Activistas entregaron el martes al presidente de la cámara baja cerca de 16.000 solicitudes para que aborde una reforma migratoria.

Los activistas, procedentes de 20 estados del país, entregaron también cerca de 80 medallas que rezaban "valor" en inglés exhortaron al republicano por Ohio John Boehner a convocar un voto en el pleno de la cámara que genere una reforma migratoria.

Las 16.000 solicitudes fueron recopiladas durante una campaña en línea realizada por la organización sin fines de lucro Reforma Migratoria para Estados Unidos.

"Pedimos al Congreso que haga su trabajo y al presidente (Barack) Obama que pare las deportaciones", declaró la presidenta de la Coalición de Los Angeles por los Derechos Migratorios y Humanitarios (CHIRLA por sus siglas en inglés), Angélica Salas.

Obama ha reiterado su negativa a suspender más deportaciones vía administrativa, pese a que en 2012 suspendió las de algunos inmigrantes menores de 30 años traídos a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños.

Salas agregó que el gobierno federal probablemente alcanzará las dos millones de deportaciones desde que Obama asumió el poder en 2009.

El Congreso mantiene en el limbo a la reforma migratoria ya que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a debatir el proyecto aprobado en junio por el Senado, de mayoría demócrata, el cual contempla la posibilidad de que los inmigrantes sin autorización opten a la naturalización.

Boehner dijo en febrero que será difícil lograr en 2014 una reforma que regularice la situación de 11 millones de inmigrantes que ingresaron a Estados Unidos sin autorización.

La entrega de peticiones ocurrió durante la reunión en la capital estadounidense de 80 voluntarios, convocados por El Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM por sus siglas en inglés), que se autodenomina la mayor coalición estadounidense de organizaciones a favor de una reforma migratoria.

"Queremos un trato humano. No se trata solo de enviar remesas. Nos perdemos funerales y operaciones de parientes", dijo Lucía García de 29 años que reside en Nueva York y es organizadora de la Coalición Comunitaria del Valle del Río Hudson. Su padre fue deportado hace cuatro años y actualmente reside en la capital mexicana,

García, quien ingresó a Estados Unidos a los ocho años de edad, indicó que su mensaje para Boehner es que "no hay lugar mejor que estar en casa. Y este país es mi casa".

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter en www.twitter.com/luisalonsolugo