Italia ratifica veredictos contra agentes de CIA

La corte suprema italiana ratificó el martes los veredictos de culpabilidad de los últimos tres estadounidenses acusados en el 2003 por el secuestro de un egipcio sospechoso de terrorismo y su entrega a un tercer país para ser interrogado.

El fallo es la decisión final desde que hace seis años y medio la justicia italiana inició el único juicio hasta la fecha de la política del entonces presidente estadounidense George W. Bush de secuestrar a presuntos terroristas y trasladarlos a países donde está permitida la tortura.

La corte ratificó los veredictos de culpabilidad, así como la condena de siete años de cárcel al ex jefe de la oficina de la CIA en Roma, Jeff Castelli, y la de seis años a otros dos agentes de la CIA. Los tres fueron absueltos en el proceso inicial debido a su inmunidad diplomática.

Los tres figuran entre 26 estadounidenses, en su mayoría agentes de la CIA, que habían sido declarados culpables en ausencia por el secuestro del clérigo Osama Mustafá Hasán Nasr, conocido como Abu Omar, en una calle de Milán a plena luz del día el 17 de febrero del 2003. Recibieron sentencias de entre seis ya nueve años de cárcel. Italia indultó al único militar acusado.

Aunque tribunales de menor instancia determinaron que la CIA había colaborado con los servicios secretos italianos, el tribunal supremo absolvió el mes pasado al ex jefe de inteligencia militar y al ex jefe de contrainteligencia de Italia, así como a otros tres agentes italianos, después que el Tribunal Constitucional falló que un testimonio clave fue considerado como secreto de Estado.

"Se trata de un caso transcendental. Es un precedente muy importante que desafortunadamente no ha sido seguido aún por ningún otro país", dijo Judith Sunderland, prestigiosa investigadora de Europa Occidental para Human Rights Watch.

El ministerio de Justicia italiano nunca respondió los pedidos de la fiscalía para solicitar la extradición de los estadounidenses sospechosos a Italia, y emitió una orden de arresto de la Interpol para un solo acusado, el ex jefe de la base de la CIA, Robert Seldon Lady, quien recibió la sentencia de nueve años. El agente estuvo detenido brevemente en Panamá a mediados del año pasado a raíz de esa orden y solicitó clemencia al presidente de Italia.

El caso contra los estadounidenses se basa principalmente en la pesquisa, que incluye fotocopias de pasaporte de los hoteles italianos que demuestran reuniones de reconocimiento e intercepciones de celulares que demuestran proximidad al lugar del secuestro, al igual que otros desplazamientos desde Milán hasta la base de las fuerza aérea de Aviano, desde donde Nasr fue trasladado en un avión hasta la base aérea de Ramstein, en Alemania. Desde ahí fue trasladado a Egipto, donde él afirma que fue torturado.

El fiscal milanés Armando Spataro que encabezó la investigación y el proceso, dijo que el veredicto del martes, "era la confirmación de que nuestra investigación fue correcta y que la evidencia es contundente. Su delito no estaba cubierto por la inmunidad diplomática", agregó.

Aunque las principales condenas fueron anuladas, Spataro dijo que el resultado final "era positivo".

Alessia Sorgato, que fue una de cuatro defensores asignados por el tribunal, se quejó que el gobierno no había respondido sus solicitudes para ayudar a defender a sus clientes.

Ninguno de los abogados designados por la corte tuvo contacto alguno con los acusados.