Inspectores griego reciben clases

Los inspectores de hacienda griegos podrán asistir a cursos sobre el control de la ira tras indicar el gobierno que deberán hacer cumplir un impuesto de emergencia altamente impopular.

El año pasado el gobierno prorrogó el impuesto a los propietarios de bienes raíces, incluido inicialmente en las facturas de la luz bajo la amenaza de interrumpir el servicio a los que no paguen. Las duras condiciones ocasionaron protestas, incluidos los propios inspectores de hacienda.

Trifonas Alexiadis, vicedirector de la Asociación Nacional de Empleados en los Servicios Financieros del Estado, dijo el martes que los inspectores recibieron plazas para asistir a seminarios de cuatro horas financiados por la Unión Europea.

Consideró las clases "innecesarias y juveniles", sosteniendo el tiempo sería mejor empleado entrenando a los empleados en la oferta de servicios digitales.

Grecia ha elevado los impuestos y reducido el gasto público para evitar la bancarrota y seguir recibiendo créditos internacionales de rescate.