Arizona pide a Corte revisar fallo migratorio

La Corte Suprema de Estados Unidos está estudiando si acepta a revisión de nuevo una disposición de la ley de inmigración de Arizona.

La gobernadora Jan Brewer solicitó al máximo tribunal que examine un fallo que impidió a la policía detener a quienes alojen a inmigrantes que viven en Estados Unidos de manera ilegal. En octubre, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito determinó que la prohibición del alojamiento era vaga y superada por la ley federal, que ya lo prohíbe.

La prohibición estuvo en vigencia durante un periodo de dos años que concluyó en septiembre de 2012.

Dos semanas antes de que congelara la prohibición, la jueza federal Susan Bolton dijo que no se habían hecho arrestos relacionados con esa disposición de la ley migratoria de Arizona.

Defensores de los derechos de los inmigrantes que impugnaron la ley de 2010 alegaron ante el máximo tribunal que ninguna de las cortes federales de apelaciones había ratificado alguna normativa estatal similar.

Los abogados de Brewer afirman que la decisión de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito fue deficiente porque cualquier estado puede convertir cualquier infracción a la ley federal en un delito estatal.

Otras disposiciones en la ley opacaron la prohibición estatal del alojamiento de personas que viven en el país sin autorización, como una que obligaba a los policías a preguntar a los detenidos su estatus inmigratorio si sospechaban que estaban de manera ilegal en el país.

La Corte Suprema federal ratificó la disposición sobre la pregunta, aunque desechó otras, como la que obligaba a todos los inmigrantes a portar documentos de registro migratorio.

El máximo tribunal del país no ha aceptado todavía una apelación sobre el punto de la ley que prohíbe alojar a inmigrantes no autorizados.

Se desconoce la fecha en la que la Corte Suprema decidirá si escucha la más reciente apelación de Brewer.