Caribe adopta plan sobre reparación por esclavitud

Los gobernantes de las naciones caribeñas aprobaron el lunes por unanimidad un plan para exigir compensación a naciones europeas por lo que describen como las secuelas persistentes de la trata de esclavos a través del Atlántico.

Una firma de abogados británica especializada en derechos humanos contratada por la Comunidad del Caribe anunció que varios primeros ministros habían autorizado un plan de 10 puntos que contempla exigir una disculpa oficial y la cancelación de la deuda de antiguas potencias coloniales como Gran Bretaña, Francia y Holanda. La decisión se tomó en una reunión a puertas cerradas en la nación caribeña de San Vicente y las Granadinas.

Según el bufete Leigh Day, la Comunidad del Caribe también desea pagos por los persistentes "traumas sicológicos" de los días de la esclavitud y pide asistencia para fortalecer el sector tecnológico de la región, puesto que al Caribe se le negó participar en la industrialización europea y se le confinó a producir y exportar materias primas como el azúcar.

El plan también exige asistencia de Europa para fortalecer la salud pública y la educación en la región, además de instituciones culturales como museos y centros de investigación.

El plan incluso contempla un "programa de repatriación", que incluye asistencia jurídica y diplomática de gobiernos europeos, para reasentar a miembros del movimiento espiritual rastafari en Africa. La repatriación a Africa ha sido desde hace mucho una creencia fundamental del movimiento rastafari, una combinación de enseñanzas del Viejo Testamento y panafricanismos.

Martyn Day, uno de los socios del bufete, calificó el plan de una "lista justa de demandas a los gobiernos que se enriquecieron a costa de esas regiones a las que se les robó su riqueza humana".

Day dijo que una próxima reunión en Londres entre funcionarios caribeños y europeos "permitirá a nuestros clientes determinar rápidamente si toman en serio sus inquietudes". No estaba claro de inmediato cuándo se realizará la reunión para buscar un acuerdo negociado.

La idea de que los países que se beneficiaron de la esclavitud paguen reparaciones se maneja desde hace varios decenios, pero hace poco que ha ganado un impulso fuerte en el Caribe.

Caricom, como se conoce el grupo político de 15 naciones y dependencias, anunció en julio que tiene planes de solicitar compensación por la esclavitud y el genocidio de pueblos nativos y estableció la Comisión de Reparaciones para presionar sobre el tema y presentar sus recomendaciones a líderes políticos.

El grupo entonces contrató al bufete Leigh Day, que libró con éxito una batalla por una compensación de unos 21,5 millones de dólares a kenianos que sobrevivieron a las torturas del gobierno colonial británico durante la llamada rebelión del Mau Mau en los años 1950 y 1960.

El presidente de la comisión, Hilary Beckles, un experto que ha escrito varios libros sobre la historia de la esclavitud en el Caribe, dijo que estaba "muy contento" de que los líderes políticos adoptaran el plan.

En 2007, el entonces primer ministro británico Tony Blair expresó arrepentimiento por el "sufrimiento insoportable" que provocó su país en la esclavitud, pero no emitió una disculpa oficial. En 2010, el entonces presidente francés Nicolas Sarkozy reconoció las "heridas de la colonización" y dijo que Francia había cancelado una deuda de 56 millones de euros a Haití y aprobado un paquete de ayuda.

La Comisión de Reparaciones dijo el lunes que hace falta hacer mucho más por los descendientes de los esclavos en islas con graves problemas económicos, afirmando que considera "la persistente victimización racial de los descendientes de esclavos y el genocidio la raíz de su sufrimiento hoy".

___

El redactor de la AP Duggie Joseph reportó desde Kingstown, San Vicente, y David McFadden desde Kingston, Jamaica.

___

David McFadden está en Twitter como: http://twitter.com/dmcfadd