Pareja es acusada de robar 7 millones en tiendas

Los padres de una familia de un suburbio de Chicago acusada de robar 7 millones de dólares en mercancía de tiendas de diferentes estados a lo largo de una década permanecerán en prisión mientras se realiza su juicio porque podrían darse a la fuga, determinó un juez el lunes.

Branko Bogdanov, de 58 años, y su esposa, Lela Bogdanov, de 52, operaban supuestamente coludidos con su hija para robar productos y venderlos en eBay. Fueron arrestados la semana pasada en su casa en un barrio rico de Northbrook.

El fiscal Renato Marriotti dijo que la pareja emigró de la extinta Yugoslavia y que se encuentran en Estados Unidos de forma ilegal. Ambos, dijo, tienen antecedentes de arrestos.

"Este acusado no tiene nada que perder", dijo Mariotti en una audiencia el lunes sobre su detención. "Si lo dejamos ir... desaparecerá".

También acusó a Banko Bogdanov de engañar a las autoridades al decir que tiene una deuda de 28.500 dólares. De hecho, dijo Mariotti, es dueño de su casa de 1,3 millones y 12 vehículos, incluyendo un Lexus y un Corvette.

Mariotti también acusó a Lela Bogdanov de exagerar una enfermedad diciendo que sus movimientos lentos en la corte contrastaban con los videos de seguridad en los que se le veía salir corriendo de tiendas con juguetes y otros objetos escondidos bajo su falda.

Pero su abogado, Jim Fieweger, dijo que tiene cáncer y negó que esté fingiendo su enfermedad. Dijo que es una "analfabeta funcional" y depende de sus cinco hijos nacidos en Estados Unidos. Agregó que no tiene pasaporte ni licencia de conducir.

"No tiene manera de ir a (la ex) Yugoslavia", dijo.

Pero deberá permanecer detenida, pues el magistrado Michael Mason señaló que ha usado alias y que esto indica que puede escapar.

Una investigación comenzó después de que Barnes and Noble Inc. y Toys R Us Inc. se pusieron en contacto con las autoridades sobre robos a gran escala en sus establecimientos y algunos de los objetos fueron rastreados hacia los Bogdanov, dice la acusación federal.

Los tres integrantes de la familia enfrentan el mismo cargo por transportar objetos robados de un estado a otro, lo que implica una pena máxima de 10 años en prisión. Ninguno de ellos ha presentado declaratoria de inocencia o culpabilidad.

El juez Mason no decidió inmediatamente si la hija de 34 años, Julia Bogdanov, deberá permanecer tras las rejas.

Los fiscales dijeron que estaban abiertos a la posibilidad de que permanezca en su casa en Northbrook. Cuando el juez preguntó si había armas en la casa, su abogado dijo que sólo un mosquete antiguo que posiblemente no sirve para disparar.

"Deben retirarlo", dijo Mason.

___

Michael Tarm está en Twitter como: www.twitter.com/mtarm.