Sistema de salud sirio al borde del colapso

El sistema de salud de Siria está al borde del colapso y los médicos se ven obligados a recurrir a "prácticas médicas brutales" para salvar vidas, como dejar inconscientes a los pacientes golpeándolos con barras de metal porque no hay anestesia, o amputarles miembros a niños por no haber otra forma de tratar sus lesiones, informó el lunes en un informe una organización internacional de caridad.

Los recién nacidos mueren en las incubadoras debido a los apagones y millones de niños han quedado expuestos a enfermedades mortales, algunas de las cuales se pueden prevenir con vacunas y equipos médicos básicos, dijo la organización Save the Children.

El conflicto ha devastado a Siria durante tres años y afectado seriamente a las instalaciones de salud y a los proveedores de servicios médicos. Fuerzas del gobierno han bombardeado hospitales en zonas controladas por los rebeldes y hombres armados de la oposición han entrado por la fuerza a clínicas para que sus hombres reciban atención médica. Así las cosas, muchos médicos han huido del país para escapar al acoso de las partes en conflicto.

"Esta crisis humanitaria se ha convertido rápidamente en una crisis de salud", expresó en un comunicado Roger Hearn, director regional de Save the Children. "Las medidas desesperadas a las que el personal médico echa mano para salvar la vida de los niños son cada vez más horribles".

Y encontrar un médico es cuestión de suerte, agregó Hearn. Encontrar uno con el equipo y los medicamentos necesarios se ha vuelto algo casi imposible, añadió.

El informe atribuye a un médico haber dicho que la mayoría de los niños que llegan a su clínica sufren de quemaduras y fracturas de huesos. El médico, que el informe no identifica, dice que es necesario realizar operaciones complicadas en la pequeña clínica, que no tiene las condiciones para ello.

"En algunos casos tenemos que amputarles miembros para tratar de salvarles la vida porque de lo contrario se desangran", dijo el médico en cuestión a Save the Children.

Otra cosa que preocupa es el resurgimiento de enfermedades mortales como la poliomielitis y el sarampión, que pueden paralizar y dejar afectada de por vida a la víctima, agregó la organización, que calcula que 80.000 niños pudieran quedar infectados por la forma más agresiva de la polio y diseminar silenciosamente la enfermedad.

La mayoría de las enfermedades que afectan a los niños en Siria son tratables, expresa el informe, como el sarampión, diarrea y problemas respiratorios que se pudieran evitar con un sistema funcional.