Autoridades en Guatemala desarticulan red de trata

La Policía Nacional Civil capturó a ocho personas acusadas de integrar o contratar los servicios de una red de comercio sexual de menores de edad en Guatemala.

Uno de los detenidos es César Crisóstomo Barrientos Aguirre, hijo del magistrado César Barrientos de la Corte Suprema de Justicia guatemalteca, acusado de tener relaciones sexuales remuneradas con menores de edad. Barrientos fue capturado en el departamento de Suchitepéquez, ubicado a 165 kilómetros al suroeste del país.

Arturo Aguilar, secretario del Ministerio Público, confirmó que se emitieron 15 órdenes de captura contra 13 usuarios y dos miembros de la red. Los arrestos comenzaron el martes.

"Ya se había detenido a otras personas de la red, pero estaban pendientes los usuarios y otros miembros", dijo Aguilar. Agregó que aunque "las menores de edad daban su consentimiento, se pagaba por el servicio y eso es un delito".

La Fundación Sobrevivientes, dedicada a combatir la violencia contra las mujeres y la trata de personas, dijo estar satisfecha por las capturas y pidió que se asegure la independencia judicial del proceso y se proteja a las víctimas.

"Es un delito condenable porque se trata de la venta y compra de seres humanos", expresó la Fundación.