Presidente del Bayern Múnich admite fraude fiscal

El presidente del Bayern Múnich Uli Hoeness admitió el lunes que evadió impuestos a través de una cuenta abierta en un banco suizo que no declaró durante un juicio que podría resultar en una prolongada condena de cárcel para el antiguo astro de la selección alemana, hoy prominente directivo.

El fiscal Achim von Engel dijo a la corte estatal de Múnich que Hoeness evadió 3,5 millones de euros (4,9 millones de dólares) en impuestos al ocultar un ingreso de 33 millones de euros a través de una cuenta no declarada en un banco suizo, informó la agencia de noticias dpa.

Hoeness reportó el hecho a las autoridades a principios de 2013 y parte del juicio se dedicará a determinar si lo hizo porque estaba al tanto de que se había abierto una investigación en su contra o por otros motivos, lo que influirá en la condena que recibirá. Si se le declara culpable podría desde ser multado hasta pasar 10 años en prisión.

El sistema judicial alemán no admite que alguien se declare culpable para recibir una condena menor, pero cuando el juicio comenzó, Hoeness, quien también se copropietario de una fábrica de salchichas en Nuremberg, dijo que al reportarse ante las autoridades esperaba que el caso no fuera a los tribunales.

"Evadí impuestos", dijo al tribunal. "Estoy consciente de que informar de esto no cambia nada".

El abogado de Hoeness, Hanss Feigen, señaló que en realidad su cliente evadió los impuestos por una suma mucho más alta que la que se menciona en el juicio, 18,5 millones de euros.

Hoeness, por su parte, declaró sentirse aliviado de que "haya salido todo a la luz".

"Lamento lo que hice", expresó. "Haré todo lo posible para dar por cerrado este desafortunado capítulo".

Añadió que donó millones de euros a organizaciones caritativas.

"No soy un parásito social", manifestó.

Se espera que el veredicto sea anunciado el jueves.

Como jugador, Hoeness fue un estelar del Bayern que ganó el campeonato europeo de 1972 y la Copa del Mundo de 1974 con la selección alemana, además de tres Copas de Campeones (antecesoras de la Liga de Campeones) al hilo antes de retirarse en 1979 debido a lesiones crónicas en las rodillas

Bajo la presidencia de Hoeness Bayern ha tenido un éxito sin precedentes. De la mano de su amigo Jupp Heynckes el club ganó la Liga de Campeones, la Bundesliga y la Copa de Alemania la temporada pasada y el club podría repetir esos éxtios esta temporada con Pep Guardiola en el timón, ya que sigue batiendo récords.