Bulls prueban que pueden vencer al Heat

Joakim Noah y D.J. Augustin están conscientes de ello. La auténtica victoria de los Bulls consistiría en eliminar a Miami en los playoffs, no en ganar un partido de la campaña regular.

Pero fue bueno conseguirlo el domingo, sobre todo en un ambiente electrizante.

Noah anotó 20 puntos y capturó 12 rebotes, D.J. Augustin aportó otros 22 tantos, y Chicago derrotó 95-88 al Heat en tiempo extra, luego de que Jimmy Butler bloqueó un intento de LeBron James al final del periodo reglamentario.

"Quiero lo que ellos tienen, un campeonato", dijo Noah. "Algún día vamos a tener que toparnos con ellos".

El Heat ha doblegado a Chicago en duelos cruciales durante las campañas recientes.

Con Derrick Rose saludable y el primer puesto del Este en 2011, los Bulls cayeron ante Miami en la final de la Conferencia del Este. El año pasado, sin Rose, el Heat eliminó a Chicago en la segunda ronda, antes de coronarse bicampeón.

"Aun así, fue una buena victoria", dijo Butler. "Nos da la confianza de que podemos vencerlos. Pero... en los playoffs... no podemos evitarlos, tendremos que vencerlos".

Dwyane Wade anotó 25 puntos para Miami, pero James batalló de nuevo y el Heat perdió por tercer partido consecutivo para igualar su peor racha de la temporada.

James anotó 17 puntos al embocar ocho de sus 23 intentos y no pudo imponerse luego de que Miami desperdició una ventaja de 12 puntos en el tramo final. Cuando tuvo la oportunidad de ganar el juego en el último suspiro del tiempo reglamentario, Butler se lo impidió, despojándolo del balón justo en el momento en que se disponía a encestar en bandeja.

En el tiempo extra, todo fue para los Bulls.

Chicago superó 9-2 a Miami, empezando con un triple de Augustin cuando iba menos de un minuto. Butler añadió otra canasta desde un costado, Noah sumó otra más y Butler convirtió dos tiros libres para dejar el marcador 95-86 cuando quedaba 1:33 por jugar, antes de que James embocara la última canasta de la noche.

Noah también repartió siete asistencias y logro cinco bloqueos mientras su padre, la leyenda del tenis Yannick Noah, observaba el juego.

Butler añadió 16 puntos y capturó 11 rebotes.

Wade intentó asumir el peso del encuentro para Miami, particularmente al principio. Chris Bosh anotó 15 tantos, pero James tuvo otra tarde desafortunada. El cuatro veces jugador más valioso ha embocado 23 de 59 intentos en los tres partidos que ha disputado desde que rompió su récord personal de más puntos anotados, y el de la franquicia, al conseguir 61 puntos contra Charlotte la semana pasada.

En la sorpresa de la jornada, Jodie Meeks anotó 24 de sus 42 puntos en la segunda mitad y los Lakers de Los Ángeles derrotaron 114-110 al Thunder de Oklahoma City, pese al "triple doble" de Kevin Durant.

Meeks redondeó la mejor actuación individual de su carrera, complementado con el aporte del español Paul Gasol, con 20 puntos y 11 rebotes por unos Lakers que han perdido 29 de sus últimos 37 partidos. Meeks coló 11 de sus 18 tiros de campo y estuvo perfecto cobrando tiros libres (14 de 14)

"Lo más importante es que seguimos peleando; nunca nos rendimos", dijo Meeks. "La temporada no ha resultado como la esperábamos, pero nos restan 18 partidos. Jugaremos con todo y veremos qué pasa".

En una causa perdida por el Thunder, Durant anotó 27 puntos, recuperó 10 rebotes y repartió 12 asistencias.

El Thunder (46-17) empezó la jornada empatado con San Antonio e Indiana por el mejor récord de la NBA. Los Spurs no jugaron y los Pacers sufrieron su cuarta derrota consecutiva, 105-94 ante los Mavericks de Dallas.

En otros partidos, los Nets de Brooklyn vencieron 104-89 a los Kings de Sacramento, pese a que Paul Pierce se lastimó un hombro y abandonó el encuentro en los albores; los Pelicans de Nueva Orleáns superaron 111-107 a los Nuggets de Denver, con 32 puntos de Anthony Davis; los Raptors de Toronto doblegaron 111-104 a los Timberwolves de Minnesota, con un "triple doble" de Kyle Lowry, quien acumuló 20 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias, y los Warriors de Golden State triunfaron 113-107 sobre los Suns de Phoenix, para hilvanar cuatro victorias en fila.

Además, los Celtics de Boston derrotaron 118-111 a los Pistons de Detroit.