EEUU presenta cargos por ataque en Libia

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó los primeros cargos penales por el atentado perpetrado contra la misión diplomática norteamericana en Bengasi, Libia, dijeron el martes dos funcionarios estadounidenses.

Los funcionarios confirmaron que la denuncia sellada se presentó en una corte de distrito de Washington contra un número indeterminado de personas por el ataque de septiembre de 2012 en el que murió el embajador Chris Stevens y otros tres estadounidenses. Un funcionario dijo que entre los acusados se encuentra Ahmed Abu Jatala, el jefe de una milicia libia. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir una acusación sellada.

El diario The New York Times informó el martes que Jatala había sido acusado de asesinato y que dijo en una entrevista que es inocente. Al menos otros dos extranjeros han sido acusados por los ataques, dijo el periódico.

Desde la reelección de Obama, los republicanos en el Congreso han condenado el manejo que el gobierno le ha dado al asunto, criticado el nivel de seguridad de la embajada y cuestionado los argumentos de la embajadora ante la ONU, Susan Rice, en su explicación pública del ataque. Los conservadores han sugerido que la Casa Blanca trató de restar importancia al incidente para minimizar su efecto en la campaña del presidente.

Los republicanos también han tenido como objetivo político a Hillary Rodham Clinton, quien era la secretaria de Estado en el momento del ataque y es una posible candidata presidencial demócrata de cara a las elecciones del 2016.

Previamente, CNN, NBC News y The Wall Street Journal informaron que se habían presentado cargos sellados sin especificar por el ataque de Bengasi.

"La investigación del departamento está en curso. Ha sido, y sigue siendo, una prioridad", dijo el portavoz del Departamento de Justicia Andrew C. Ames, quien declinó hacer más comentarios.

The Associated Press informó en mayo que funcionarios estadounidenses habían identificado a cinco hombres que podrían ser responsables por el ataque del 11 de septiembre de 2012 en Bengasi, que se produjo pocas semanas antes de la reelección del presidente Barack Obama. Los sospechosos no fueron nombrados públicamente, pero el FBI publicó fotos de tres de los cinco sospechosos y pidió al público proporcionar más información sobre los hombres en las fotos. Las imágenes fueron captadas por las cámaras de seguridad en el puesto de diplomático estadounidense durante el ataque, pero el FBI tardó semanas en verlas y estudiarlas.

El FBI y otras agencias de inteligencia de Estados Unidos identificaron a los hombres a través de contactos en Libia y al vigilar sus comunicaciones. Se cree que son miembros de la milicia libia Ansar al-Sharia, cuyos combatientes fueron vistos cerca de la instalación diplomática norteamericana antes del estallido de violencia.