Obama recibirá al primer ministro ucraniano

El presidente Barack Obama se entrevistará con el primer ministro ucraniano Arseniy Yatsenyuk el miércoles, anunció el domingo la Casa Blanca, en lo que constituye una fuerte muestra de respaldo al nuevo gobierno de Kiev.

El vicepresidente Joe Biden acortó su gira por Latinoamérica, suspendiendo una planeada escala en la República Dominicana, para poder asistir a la reunión del miércoles, dijo uno de sus asistentes. Biden fue el principal punto de contacto de la Casa Blanca con el presidente de Ucrania Viktor Yanukovich antes de escapar a Rusia el mes pasado.

La Casa Blanca dijo que Biden planeaba una nueva fecha para su viaje a Dominicana.

La reunión de Obama con Yatsenyuk se centrará en opciones para resolver pacíficamente la situación en la región ucraniana de Crimea, donde Rusia desplegó sus tropas, dijo la Casa Blanca, y añadió que la resolución debe respetar la soberanía e integridad territorial de Ucrania. Al invitar a Yatsenyuk, cuyo gobierno ha sido acusado por Rusia de asumir el poder de forma inconstitucional, Washington envía además un mensaje al presidente ruso Vladimir Putin que considera a Yatsenyuk el líder legítimo de Ucrania, al menos por el momento.

"Lo que estamos viendo es al presidente movilizar la comunidad internacional en respaldo a Ucrania para aislar a Rusia por sus acciones en Ucrania, y tranquilizar a nuestros aliados", dijo el subdirector de Seguridad Nacional, Tony Blinken al anunciar la reunión en el programa "Meet the Press", de la cadena NBC.

El anuncio se produjo en momentos en que el Kremlin fortalece su presencia militar en Crimea antes del planeado referendo del 16 de marzo, en el que la península decidirá si se separa de Ucrania y se integra a Rusia. Putin defendió la campaña separatista diciendo que respeta las leyes internacionales pero Yatsenyuk prometió que no cederá "un solo centímetro" del territorio de su país. Obama ha advertido que la consulta es una violación a las leyes internacionales.

Obama está Cayo Largo, Florida, con su familia para pasar el fin de semana, pero el sábado habló individualmente con el primer ministro británico David Cameron, el italiano Matteo Renzi y el presidente francés Francois Hollande, y colectivamente con los presidentes de Ucrania, Letonia y Estonia.