ACLU: La Policía de EEUU rastrea millones de autos

Con el uso de escáneres automatizados, los cuerpos policiales de todo Estados Unidos han amasado millones de registros digitales sobre la ubicación y movimiento de cada vehículo con placa, de acuerdo con un estudio publicado el miércoles por la Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

Es muy probable que los departamentos de Policía municipal o estatal tengan en sus archivos esas fotografías mostrando dónde transitaba determinado vehículo durante un día en particular, aunque el conductor no haya hecho nada malo.

Instaladas en los vehículos de la Policía, puentes o edificios, los escáneres capturan imágenes de autos que transitan o se encuentran estacionados. Al indicar su ubicación, cargan la información en bases de datos de la Policía. Los Departamentos guardan sus registros durante semanas o años, en ocasiones de manera indefinida.

A medida que la tecnología se hace cada vez más asequible y ubicua, y los fondos federales son destinados en ayudar en la detección de terroristas, incluso las agencias policiales pequeñas pueden implementar sistemas de vigilancia más sofisticados.

Dado que la Corte Suprema decretó en 2012 que es necesaria la aprobación de un juez para rastrear un vehículo por medio del sistema de posicionamiento global (GPS), las redes de lectores de matrículas vehiculares permiten a la Policía rastrear con efectividad la ubicación de un conductor, en ocasiones varias veces al día, con pocas restricciones legales. La ACLU indica que los lectores recaban lo que llama una "sola imagen, en alta resolución, de nuestras vidas".

"Existe una pregunta fundamental sobre si vamos a vivir en una sociedad en la que estos sistemas de vigilancia se hacen rutinarios", dijo Catherine Crump, una abogada de la ACLU. El grupo de defensa de los derechos civiles propone que los departamentos de Policía borren inmediatamente cualquier registro de vehículos no relacionados con un delito.

Funcionarios de cuerpos policiales argumentan que los escáneres pueden resultar cruciales en el rastreo de vehículos sospechosos, ayudar en operaciones contra el tráfico de drogas y en la búsqueda de niños secuestrados.

Los lectores de matrículas vehiculares también pueden ser eficientes. El estado de Maryland subrayó a la ACLU que los policías podrían "mantener una postura de patrullaje normal" mientras captura hasta 7.000 matrículas vehiculares en una sola jornada laboral de ocho horas.

"En una época de limitaciones fiscales y presupuestales, necesitamos una mejor ayuda para los cuerpos policiales", dijo Harvey Eisenberg, jefe de la sección de seguridad nacional y vicefiscal en Maryland.

Los funcionarios de los departamentos de Policía también señalan que el uso de la tecnología es legal en la mayoría de los casos, automatizando una práctica que se ha estado haciendo por años.

La ACLU detectó que sólo cinco estados tienen leyes gubernamentales sobre lectores de matrículas vehiculares. New Hampshire, por ejemplo, prohíbe el uso de tecnología excepto bajo ciertas circunstancias, mientras que las autoridades de Maine y Arkansas limitan el periodo en que la información de matrículas puede ser almacenada.

___

Anne Flaherty está en Twitter como: https://twitter.com/AnneKFlaherty