EEUU investiga uso de visas de empresa Mu Sigma

Una firma internacional de asesoría tecnológica confirmó el viernes que el gobierno federal investiga las visas que ha solicitado para traer especialistas extranjeros a Estados Unidos.

Michelle Faulkner, portavoz de Mu Sigma, declaró a The Associated Press que las autoridades han solicitado a la compañía información relacionada con el patrocinio de los empleados para conseguir visa.

"Estamos proporcionando documentos y registros y seguiremos cooperando con todas las autoridades pertinentes", afirmó en un correo electrónico.

El Departamento de Justicia no respondió de inmediato a correos electrónicos y mensajes de la AP solicitándole sus comentarios.

Mu Sigma es una empresa privada con sede en Northbrook, Illinois. Un portavoz de la compañía en la India dijo que su director general Dhiraj Rajaram también opera la compañía desde oficinas en Bangalore, donde está su centro de entrega. Mu Sigma cuenta con oficinas en Arkansas, Texas y Washington, así como en Inglaterra y Australia. Informó que sus ingresos superaron los 63 millones de dólares en 2011, la última vez que declaró esa información.

Mu Sigma se describe como "una de las firmas más grandes del mundo en ciencias de la decisión y análisis lógico", con lo que ayuda a las compañías a procesar grandes volúmenes de información. Entre sus clientes están Microsoft y más de 70 empresas de la lista de las 500 de la revista Fortune.

Las empresas tecnológicas son de las que más usan el programa de visas para empleados temporales porque insisten en que necesitan traer a programadores y analistas de primera línea para ocupar empleos para los que los estadounidenses carecen de la preparación necesaria. Las compañías pueden solicitar un número limitado de visas por tres años, renovables por un máximo de seis.

El Congreso estudia ampliar esa cifra y la implementación de más restricciones como parte de una reestructuración amplia a las leyes de inmigración o una propuesta de ley.

Un análisis realizado por la AP de registros obtenidos por Ron Hira, profesor del Instituto de Tecnología de Rochester, sobre la base de una solicitud al programa Libertad de Información, muestra que Mu Sigma trajo a casi 150 empleados temporales con visa H-1B desde 2009.

El año pasado, el gigante tecnológico indio Infosys llegó a un acuerdo en un caso federal por un récord de 34 millones de dólares sobre acusaciones de fraude en la solicitud de visas. En ese caso, los fiscales investigaban si Infosys trajo a empleados bajo un programa distinto, menos riguroso, de visas para empresarios creado para ejecutivos que participan en congresos o negociaciones de contratos, y en su lugar los contrató para hacer trabajos de asesoría en otras empresas.

Mu Sigma no quiso aclarar si la investigación federal es sobre las visas H-1B o las de negocios. Según el acuerdo, Infosys sólo reconoció haber llenado en forma incorrecta las solicitudes de visa.

__

Paul Wiseman contribuyó con este despacho desde Washington.

___

Laura Wides-Muñoz está en Twitter como: https://twitter.com/lwmunoz

___

Con interactivo AP:

http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/