Candidatos a la presidencia de El Salvador

Perfiles de los candidatos de las elecciones presidenciales del domingo en el Salvador, por orden alfabético:

--Norma Quijano: Es el candidato con el que la derechista Alianza Republicana Nacionalista busca recuperar el poder. Tiene 67 años.

Ha sido alcalde de la capital salvadoreña durante dos períodos consecutivos desde enero de 2009. Como alcalde afianzó su candidatura. Arrancó su campaña con el slogan "Vamos a recuperar El Salvador, pero luego dio un giro en las últimas semanas de la campaña para la primera ronda las votaciones del 2 de febrero y centro su campaña en el tema de las inseguridad y en especial las maras o pandillas, fustigando al gobierno del presidente Mauricio Funes de haber pactado con estos grupos criminales, uno de los más graves problemas que afrontan los salvadoreños.

Pese a que es inconstitucional, Quijano ha dicho que militarizará la seguridad pública, creará granjas militares y todos las personas entre los 18 y 30 años que no trabajen ni estudien, recibirán instrucción militar y ante cualquier falta, se les aplicará en Código de Justicia Militar.

Quijano que al principio de la campaña criticó los programas sociales que Funes puso en marcha, ahora dice que les dará continuidad y los ampliara. También ha dicho que nivelará el salario mínimo para todos los trabajadores y que el subsidio del gas propano llegará a todos los hogares, sin importar su condición económica, contrario a lo que hace Funes que sólo lo aplica a los hogares más pobres.

--Salvador Sánchez Cerén: Candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional. Tiene 69 años.

Tuvo formación pedagógica y se inició en la política como defensor del gremio de educadores. Abandonó las aulas y se fue a las montañas para incorporarse a la guerrilla. Se convirtió en uno de los cinco comandantes que dirigieron la guerra civil que concluyó con la firma de los Acuerdos de Paz en enero de 1992, con el saldo de 76.000 muertos y más de 12.000 desaparecidos.

El ex comandante guerrillero y actual vicepresidente de la República ganó en la primera ronda electoral por 11 puntos porcentuales, pero no alcanzó el 50% más uno de los votos necesarios.

Encabezó en la campaña electoral una estrategia del Frente de armar caravanas de militantes hacer visitas casa por casa y hablar con los pobladores sobre las propuestas de gobierno, entre las cuales destacan la profundización de los programas sociales que, según los estudios y expertos, aumentaron el caudal de votos para los exguerrilleros.

En el tema de las pandillas, Sánchez Cerén ofreció combatir la delincuencia con "dos manos inteligentes": una en apoyo a las familias, con inversión en las comunidades y una mejor educación y "en la otra mano, la firmeza del Estado en la conducción de la policía, que va a seguir siendo ampliada, fortalecida y depurada".