Club uruguayo apelará sanción de FIFA

El club uruguayo Sud América anunció que apelará la sanción que le impuso la FIFA como castigo por incurrir en irregularidades al realizar "pases puente" con "fines no deportivos" con clubes argentinos.

El club uruguayo fue sancionado por la FIFA con una multa de 40.000 francos suizos (45.000 dólares) y la prohibición de realizar transferencias de jugadores durante dos años. Por el mismo caso cuatro clubes argentinos recibieron sanciones menores: Independiente de Avellaneda y Central Córdoba recibieron multas de 50.000 francos (56.000 dólares), Rosario Central de 20.000 francos (22.500 dólares) y Racing Club de 15.000 francos (17.000 dólares).

"No existió ningún tipo de conducta antirreglamentaria en todo lo actuado", señaló un comunicado del club, una institución que actúa en la primera división del fútbol uruguayo y que este año celebra su centenario.

Sud América anunció que recurrirá a la Comisión de Apelaciones de la FIFA debido a que "no hubo mala fe" en las trasferencias cuestionadas, que en tales pases "no se encuentra una conducta que sea contraria al reglamento" y que "la sanción de inhibición es desproporcionada, lo mismo que la imposición de la multa".

Sin embargo, el organismo rector del fútbol mundial afirma que "los clubes actuaron de mala fe al deliberadamente realizar transferencias para fines no deportivos".

Las transferencias cuestionadas por FIFA son los llamados "pases puente", en los que los equipos confabulan para colocar a un futbolista en un club, para luego cambiarlo a otra institución sin que juegue un solo partido.

Sud América fichó a seis futbolistas en 2012 que nunca jugaron por el club y luego fueron transferidos a equipos en Argentina, una práctica bastante común en Sudamérica. La FIFA señaló que Sud América tuvo un "papel central en el esquema de transferencias puente".

Sebastián Bauzá, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, dijo a la Associated Press que los "pases puente" no necesariamente están prohibidos.

"Los pases puente con motivos deportivos siempre existieron. Los realizan muchos clubes en muchos países. Son jugadores que son comprados por determinada institución y luego, muchas veces sin jugar en ella, son cedidos a otra institución menor. Se realizan como una inversión del club. Lo que están prohibidos son los pases puente con una mera finalidad económica, y eso es lo que va a apelar Sud América", expresó.