Irak: 42 muertos por bombas y enfrentamientos

Varios atentados con explosivos contra mercados en el centro de Irak y enfrentamientos armados cerca de la ciudad de Faluya dejaron el jueves un saldo de 42 muertos, informaron autoridades.

Nadie se adjudicó de inmediato la responsabilidad de los carros bomba estacionados y una bomba plantada en un mercado al aire libre. No obstante, los ataques tienen las características típicas de al-Qaida y otros insurgentes suníes, que con frecuencia los usan contra zonas y edificios públicos para tratar de minar la confianza en el gobierno de mayoría chií.

En Bagdad, un carro bomba detonó en el barrio suroccidental de Amil, con saldo de siete muertos y 17 heridos, informó la policía. Una bomba que estalló en la zona de Ciudad Sadr mató a cuatro personas y lesionó a 15, dijeron las autoridades. La explosión de otra bomba en una calle comercial de Bagdad causó la muerte de tres personas y lesiones a 13, dijo la policía, mientras que un estallido registrado cerca de la Zona Verde mató a tres personas e hirió a ocho.

Otro artefacto explosivo el suburbio de Jisr Diyala mató a dos civiles e hirió a siete, dijo la policía.

En Hillah, unos 95 kilómetros (60 millas) al sur de Bagdad, dos carros bomba mataron a nueve civiles e hirieron a 28, informó la policía.

Un policía dijo que una explosión mató a cuatro personas e hirió a 10 en el poblado de Iskandariyah, unos 50 kilómetros (30 millas) al sur de la capital.

En Mishada, 30 kilómetros (20 millas) al norte de Bagdad, un auto bomba mató a cinco civiles y lesionó a 14, dijo otro oficial de policía.

Tres funcionarios de los servicios médicos confirmaron las cifras de víctimas. Todos hablaron a condición de no ser identificados porque no estaban autorizados a revelar la información.

En tanto, enfrentamientos armados en las afueras de Faluya entre extremistas y fuerzas de seguridad iraquíes dejaron un saldo de al menos cinco muertos y 13 heridos, informó un hospital local.

Los ataques ocurrieron un día después de varias explosiones que mataron al menos a 24 personas en varias partes del país. Ese tipo de atentados han aumentado en los últimos meses, junto con la indignación de los suníes por lo que consideran maltratos y arrestos al azar de suníes por parte de las autoridades.

___

El redactor de la AP Murtada Faraj contribuyó a este despacho.