Argentina: narcotráfico afecta Estado de Derecho

La máxima autoridad de la justicia en Argentina dijo el jueves que el narcotráfico está afectado el "Estado de Derecho" en el país sudamericano, mientras el responsable de coordinar políticas nacionales de lucha contra las adicciones admitió que los jóvenes "beben como esponjas y toman pastillas".

En paralelo, la Policía Federal desbarató una banda que pretendía traficar 24 kilos de cocaína a Europa escondidos en esquíes.

"Nuestra patria, y yo diría la región y el mundo entero, está afectada por un problema gravísimo, el de la drogadicción y el movimiento que está produciendo el narcotráfico, que está afectando el Estado de Derecho", afirmó el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, en la apertura del año judicial 2014.

"Exhortamos a todos los jueces, principalmente a aquellos que están en regiones donde este tema es más acuciante, que cooperen con los otros poderes del Estado para que tengamos una acción efectiva. A los otros poderes del Estado les decimos que esta agenda del narcotráfico debe ser prioritaria", reclamó el magistrado.

La Corte Suprema y la Iglesia Católica vienen advirtiendo desde hace tiempo sobre el crecimiento del narcotráfico en Argentina, en paralelo con un aumento de la criminalidad. El gobierno, que al principio negó la gravedad del problema, ahora ha incluido el tema entre la agenda de sus prioridades.

"Es una realidad que la droga está en la calle, que los pibes (jóvenes) se falopean (drogan) y que las previas (drogas que ingieren antes de salir a las discotecas) los revientan, porque chupan (beben) como esponja y toman pastillas. Ese es el gran problema que tenemos hoy", declaró el sacerdote Juan Carlos Molina, titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR).

Por otra parte, la Policía Federal detuvo a siete personas, entre ellas dos ciudadanos españoles, y secuestró 24 kilos de cocaína de máxima pureza y materia prima para hacer pastillas de éxtasis en 12 allanamientos realizados en distintos puntos de la ciudad.

Los delincuentes tenían planeado traficar la cocaína a España escondida en esquíes, mientras comercializaban las pastillas de éxtasis en fiestas electrónicas locales.

"En cada par de esquí mandaban dos kilos de cocaína, con lo que encontramos 14 kilos, que puestos en España es muchísimo dinero, ya que cada kilo de cocaína en este estado de pureza se vende a entre 80.000 a 100.000 euros", reveló el secretario de Seguridad, Sergio Berni, en rueda de prensa.