Tribunal venezolano acepta demanda contra diario

Un tribunal venezolano aceptó la demanda del presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello contra la junta directiva de la compañía propietaria del diario TalCual y un periodista por supuesta difamación, informó el jueves el rotativo.

El editorial de TalCual, firmado por el director Teodoro Petkoff y publicado en la portada del periódico, explicó que una jueza de Caracas aceptó la demanda así como medidas cautelares en contra de los cuatro miembros de la junta directiva y el articulista Carlos Genatios.

Las medidas cautelares consisten en la prohibición de salir del país y la presentación semanalmente ante el tribunal.

"Después de difamarme y calumniarme ahora resulta que el malo soy yo", escribió Cabello, del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela, en su cuenta en Twitter. "Mi demanda contra su odio sigue firme", añadió.

Cabello, de 50 años, había anunciado a fines de enero que demandaría a Genatios y a los dueños del diario al considerar que "mintieron descaradamente sobre algo que jamás dije".

La demanda se originó cuando Genatios, quien se alejó del expresidente Hugo Chávez luego de fungir como ministro de Ciencia y Tecnología en el primer gobierno del exmandatario, atribuyó a Cabello haber dicho, en referencia a las quejas sobre la violencia que vive el país, "si no les gusta la inseguridad, váyanse".

"Al parecer Cabello la desmintió con posterioridad. Asunto obviamente del cual no se enteró Genatios", consideró el editorial de TalCual.

Según el artículo 442 del Código Penal, la difamación mediante un documento o escrito difundido de forma pública puede ser castigada con dos a cuatro años de cárcel.

La Sociedad Interamericana de Prensa criticó a fines de febrero la supuesta "censura informativa aplicada en Venezuela" por el gobierno del presidente Nicolás Maduro y dijo que dicha censura "se manifiesta en el trato hostil contra periodistas y medios de comunicación".

Varios diarios colombianos lanzaron el jueves la campaña "Todos por Venezuela, sin libertad de prensa no hay democracia" en la que publican reportajes de rotativos venezolanos ante las restricciones de papel que enfrentan esos periódicos.