Banco Central Europeo mantiene intereses

El Banco Central Europeo mantuvo su tasa clave en el nivel mínimo récord del 0,25%, postergando nuevas medidas de estímulo ya que los indicadores económicos señalan que la modesta recuperación está cobrando fuerza.

El banco central de los 18 países de la eurozona adoptó la decisión en una reunión del jueves de su consejo de 24 miembros en su sede de Fráncfort.

Después de la decisión de mantener sin cambio la tasa de referencia, el presidente del banco central Mario Draghi dijo que los pronósticos más recientes de esa institución prevén un crecimiento económico de 1,2% este año. Eso representa una ligera alza respecto al pronóstico de 1,1% emitido en diciembre.

No obstante, Draghi advirtió que la economía aún debe repuntar mucho, por lo que los estímulos actuales del Banco Central Europeo --tasas bajas y facilidades crediticias a bancos-- "continuarán a pesar de que vemos mejoría en la economía". La eurozona creció 0,3% en el cuarto trimestre, pero el desempleo continúa alto a 12%.

La inflación fue en febrero del 0,8%, muy por debajo del 2% fijada por el banco. Empero, la inflación subyacente, que excluye los alimentos y combustibles, aumentó un 1% del 0,8% el mes anterior. El BCE advirtió que cree que la inflación seguirá siendo baja durante algún tiempo.

Los analistas aguardan a ver su cálculo de la inflación en el 2016. Si el cálculo sigue siendo muy inferior al objetivo del BCE, la entidad podría aflojar su política monetaria.

Otra de las medidas que podría adoptar el banco es reducir la tasa de depósito a menos de cero, lo que penalizaría a los bancos por tener reservas en el BCE en lugar de prestar dinero. Podría permitir además un aumento del dinero en el sistema financiero dejando de aceptar depósitos semanales.

Otra medidas de mayor calado serían grandes compras de activos financieros como bonos soberanos con dinero recién creado, como hizo la Reserva Federal de Estados Unidos. Empero, la medida encara obstáculos legales, políticos y técnicos en una eurozona con 18 miembros.

Draghi dijo que todas esas medidas siguen estando bajo consideración, pero su estudio tomará tiempo; "No se ha dado carpetazo a estos proyectos aún", señaló.

Draghi agregó que la actual agitación en Ucrania no tendrá un impacto grande directo sobre la economía de la eurozona porque los flujos comerciales son relativamente pequeños.

En Londres, el Banco de Inglaterra decidió mantener su tasa clave de interés en una baja récord con la esperanza de consolidar la recuperación económica.

Los directivos del banco decidieron el jueves dejar la tasa en el 0,5%. La decisión había sido ampliamente anticipada al indicar los miembros del Comité de Política Monetaria en los medios de difusión que no sería aumentada la tasa.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, indicó lo mismo pese a que soslayó la política de anticipos, en la que prometió mantener bajas las tasas hasta que mejore de forma notable el desempleo.