Europa aplica sanciones a Rusia

La Unión Europea suspendió el jueves las conversaciones con Rusia en torno a un amplio pacto económico y un acuerdo sobre visados, las primeras sanciones a Moscú por incursionar en la península de Crimea, y amenazó con sanciones más duras a menos que el Kremlin baje de tono la crisis a la brevedad.

Las decisiones se tomaron en una cumbre de emergencia de la UE a raíz de que el presidente estadounidense Barack Obama impusiera sanciones financieras y de visado sobre Rusia por su incursión militar en Crimea.

El presidente de la UE, Herman van Rompuy, dijo que otras medidas podrían incluir prohibiciones de viajes, congelamiento de bienes y la cancelación de una cumbre UE-Rusia si Moscú no pone fin rápidamente a su agresión y se suma a conversaciones multilaterales en los próximos días para poner fin a la crisis.

"Tenemos una coordinación estrecha con Estados Unidos sobre esto", dijo la canciller alemana Angela Merkel. Bajo las actuales circunstancias, "no podemos regresar a una situación de normalidad" con Rusia, agregó.

Sin embargo, las sanciones de la UE parecen débiles en comparación con las de Estados Unidos y con lo que deseaban algunos países europeos, particularmente los que tienen frontera con Rusia. El líder polaco señaló que la resistencia a penalizar a Moscú se mantiene elevada entre algunos miembros del bloque de 28 naciones debido a la cercanía, la dependencia energética de Rusia y sus lazos comerciales con el gobierno ruso.

Mientras los líderes europeos se reunían, Estados Unidos envió seis cazas F-15 a Lituania para reforzar las patrullas aéreas sobre el Báltico, y un barco de guerra estadounidense llegó al Mar Negro para participar en ejercicios planeados desde hace tiempo.

Las sanciones de ambos lados del Atlántico tienen por fin controlar la peor crisis geopolítica europea en una generación, que el jueves tuvo más desarrollos cuando legisladores de Crimea declararon su intención de separarse de Ucrania y unirse a Rusia, para lo cual programaron un referendo en 10 días para que los electores decidan el destino de la disputada península.

Durante su visita a la cumbre, el primer ministro ucraniano Arseni Yatsenyuk calificó de ilegítimo el referendo. "Crimea fue, es y será una parte integral de Ucrania", dijo a los reporteros.

En Washington, Obama indicó que el referendo sería una violación al derecho internacional.

Las sanciones de la UE suspenden las conversaciones sobre un acuerdo económico de gran alcance y el plan de otorgar a los ciudadanos rusos el privilegio de viajar sin visa en los países del bloque, algo que Moscú ha pedido desde hace muchos años.

La decisión siguió a fuertes negociaciones entre los miembros, algunos de ellos divididos sobre cómo reaccionar a la agresión rusa.

"No todos quedarán satisfechos con la decisión, pero debo decir que logramos mucho más de lo que se hubiera esperado hace varias horas", dijo el primer ministro polaco Donald Tusk.

Tusk dijo que "no había entusiasmo" en Europa para sancionar a Rusia, pero calificó la decisión de inevitable dada la flagrante violación de derechos internacionales por las acciones de Moscú en Crimea.

El primer ministro británico David Cameron concordó, aunque reconoció que sanciones más duras no sólo lastimarían a Rusia.

"Naturalmente, tendría consecuencias para Gran Bretaña en materia de servicios financieros. Claro que habría consecuencias para Francia en materia de la defensa, y para algunos países europeos en términos de energía", dijo.

Pero agregó que la UE tenía que tomar medidas fuertes para contrarrestar lo que llamó "la crisis más seria en Europa en lo que va de este siglo".

"Si uno va a enfrentar algo, si se opone a la agresión, entonces tiene que tomar en cuenta todas esas cosas", agregó.

Merkel dijo que si el Kremlin no interrumpe sus acciones desestabilizadoras en Ucrania, "entonces veremos cambios de gran alcance en nuestras relaciones con Rusia, que pueden incluir una amplia gama de medidas económicas".

"No deseamos que eso suceda", agregó.

Rusia es el tercer socio comercial de Europa y su mayor suministrador de petróleo y gas natural. Las exportaciones europeas a territorio ruso sumaron 123.000 millones de euros (170.000 millones de dólares) en 2012, y los bancos europeos tienen préstamos por valor de 200.000 millones de euros a Rusia.

Y en una victoria simbólica en el enfrentamiento por las lealtades futuras de Ucrania, los líderes europeos acordaron firmar rápidamente un amplio acuerdo de asociación política, como esperaba el nuevo gobierno de Kiev, lo que cimenta lazos más estrechos con Europa.

El bloque europeo no firmará de inmediato un acuerdo de libre comercio con Ucrania, pero sus líderes decidieron otorgar a Kiev las ventajas financieras derivadas de éste para ayudar a su abrumada economía hasta que se firme el pacto.

Por su parte, la presidenta lituana Dalia Gribauskaite subrayó los temores entre los vecinos más cercanos de Moscú mientras ella ingresaba a la cumbre.

"Rusia es un país peligroso hoy", insistió. "Después de Ucrania será Moldavia y después serán otros países".

___

La periodista de la AP Angela Charlton contribuyó a este despacho.

___

Juergen Baetz está en Twitter en http://www.twitter.com/jbaetz

Mike Corder está en Twitter en http://www.twitter.com/mcorder