EEUU ayuda a aliados de OTAN en Europa

La Casa Blanca adoptó el miércoles medidas para respaldar las defensas de los aliados en Europa en respuesta a la ocupación rusa de la península ucraniana de Crimea.

Ante la Comisión de Fuerzas Armadas del Senado, el secretario de Defensa Chuck Hagel dijo que Estados Unidos incrementó el entrenamiento aéreo conjunto con las fuerzas polacas. El Pentágono también aumentó la participación estadounidense en la vigilancia aérea de la OTAN en sus países bálticos, agregó.

Hagel se centró en las gestiones diplomáticas y la ayuda desde que Moscú invadió el territorio ucraniano. Agregó que habló el miércoles con el nuevo ministro de Defensa de Ucrania; el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey, lo hizo con su contraparte ruso horas antes. Ni Hagel ni Dempsey mencionaron alternativas militares.

"Pido la continuidad de la moderación para propiciar una solución diplomática", dijo Dempsey a los senadores.

Aunque la audiencia debería haber estado dedicada al presupuesto militar, ambos testigos mencionaron rápidamente los acontecimientos en Ucrania.

Desde el pasado fin de semana, las fuerzas rusas ocuparon gran parte de la península de Crimea, en el Mar Negro, donde los habitantes de habla rusa son mayoría. Moscú no reconoce al nuevo gobierno ucraniano que llegó al poder tras el derrocamiento del presidente prorruso el mes pasado, y ha aludido a sus intereses estratégicos así como a la protección de la etnia rusa para justificar su intervención.

Hagel dijo que Estados Unidos reafirmó su compromiso con los aliados en el centro y este de Europa, algunos de los cuales pasaron décadas el pasado siglo bajo la dominación soviética. Los países europeos analizan su respuesta a la crisis, temerosos de medidas que recuerden la Guerra Fría con la Unión Soviética y las consecuencias que podrían tener en el comercio y la alianza energética vitales para su economía.

Estados Unidos asumió en enero el control de la vigilancia aérea de la OTAN sobre Estonia, Letonia y Lituania, en el Báltico. Con anterioridad lo hizo Bélgica en sus cuatro meses de rotación.

Los detalles sobre los nuevos esfuerzos de seguridad de Estados Unidos no estaban disponibles de inmediato.

Estados Unidos asumió el control de las tareas de vigilancia aérea de la OTAN sobre los países bálticos Estonia, Letonia y Lituania en enero. Bélgica previamente tenía esa asignación, que rota cada cuatro meses. La misión "no sólo protege la integridad del espacio aéreo de la OTAN, ilustra la función principal de defensa colectiva de la alianza", dijo que el bloque de 28 naciones en un comunicado en su momento.