Sanciones a clubes argentinos por transferencias

La FIFA sancionó a los clubes argentinos Independiente y Racing Club, además de otros tres equipos de ese país y Uruguay, por incurrir en transferencias ilegales de futbolistas.

El caso involucra las llamadas "transferencias puente", en los que los equipos confabulan para colocar a un futbolista en un club, para luego cambiarlo a otra institución sin que juegue un solo partido.

El club uruguayo Sud América, con sede en Montevideo, fue el que recibió el castigo más severo, con una multa de 40.000 francos suizos (45.000 dólares) y la prohibición de realizar transferencias de jugadores durante un año, informó la FIFA.

Sud América fichó a seis futbolistas en 2012 que nunca jugaron por el club y luego fueron transferidos a equipos en Argentina, una práctica bastante común en Sudamérica. La FIFA señaló que Sud América tuvo un "papel central en el esquema de transferencias puente".

Cinco de los seis futbolistas inicialmente fueron cedidos a préstamo.

"Los clubes actuaron de mala fe al deliberadamente realizar transferencias para fines no deportivos", señaló el organismo rector del fútbol mundial.

Independiente de Avellaneda y Central Córdoba recibieron multas de 50.000 francos (56.000 dólares), Rosario Central de 20.000 francos (22.500 dólares) y Racing Club de 15.000 francos (17.000 dólares).

Los clubes pueden apelar las sanciones.

La FIFA investigó el caso utilizando la información que los equipos tienen que suministrar en un sistema electrónico de registro de transferencias internacionales.

El organismo internacional hizo obligatorio en 2010 el Sistema de Registro de Transferencias para ayudar a refrenar transgresiones financieras y monitorear la actuación de agentes que trabajan para clubes y jugadores.

La FIFA no identificó a los jugadores o los clubes vendedores originales involucrados, quienes no enfrentan acción disciplinaria.

Cinco jugadores eran argentinos y uno paraguayo.