Argentina: aulas vacías con maestros en huelga

El principal sindicato de maestros en Argentina rechazó una intimación oficial de levantar una huelga iniciada este miércoles en demanda de aumentos salariales, en medio del malestar de otros gremios que piden lo mismo por la alta inflación.

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto, pero el sindicato dijo que no la acatará, pese a exponerse a sanciones económicas y hasta la derogación de derechos jurídicos.

La conciliación obligatoria implica que la patronal debe reconocer que hay reivindicaciones válidas por parte de los trabajadores y que los huelguistas deben de levantar las medidas de presión para entrar en el proceso de negociación.

El paro, en 19 de las 24 provincias argentinas, afecta a casi seis millones de alumnos. En algunos casos la huelga es por 72 horas.

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina y otros sindicatos del sector reclaman un aumento del 35% de aplicación inmediata y la opción de reabrir la discusión salarial en seis meses si se dispara la inflación.

Por lo tanto, consideraron insuficiente la oferta del gobierno de un aumento del 31% pero dividido en cuotas hasta junio de 2015. Esa suma incluye un pago extra de 1.000 pesos (125 dólares) por asistencia perfecta.

"Por la inflación y la remarcación salvaje de los precios, es que pedimos este aumento", dijo Stella Maldonado, titular de la Cofederación.

La derivación de este conflicto es seguida con atención por el resto de los gremios, porque el porcentaje de aumento que obtienen los docentes funciona como piso para las negociaciones con los sindicatos de otras actividades.

La economía argentina atraviesa por una turbulencia que a fines de enero se expresó con una devaluación del peso argentino del 17%, la mayor depreciación diaria de la moneda en la última década, y una inflación del 3,7% en el primer mes del año.

Empleados públicos judiciales, médicos, enfermeros y guardaparques, entre otros sectores, cumplían el miércoles con paros parciales y movilizaciones en el país, en reclamo de aumentos salariales.