Ponen a prueba barco francés construido para Rusia

Un barco de guerra construido en Francia para la armada rusa efectúa su primera prueba en momentos en que las potencias occidentales intentan frenar la amenaza militar de Vladimir Putin en Ucrania.

Un portavoz del astillero dijo que el portahelicópteros "Vladivostok" sale de travesía el miércoles desde el puerto atlántico francés de Saint-Nazaire.

A unos cuantos kilómetros de distancia, en París, los principales jefes de las diplomacias del mundo se reunían el miércoles en medio de un incremento de las tensiones por Ucrania.

El barco de guerra es parte de un lucrativo acuerdo de 2011 que incluyó la mayor venta de todos los tiempos de armamento de la OTAN a Moscú.

Francia ha criticado la incursión militar de Rusia en la península de Crimea, que pertenece a Ucrania y se ubica en el Mar Negro.

Sin embargo, París señaló que no tiene planes de cancelar el acuerdo de defensa.

El acuerdo ilustra los desafíos que afrontan los países europeos que tienen vínculos económicos con Rusia y que pretenden presionar a este país por la vía diplomática.