Argentina: Dudas y temor por crimen de colombiano

La justicia argentina investiga si el brutal asesinato de un ciudadano colombiano en el mayor parque de Buenos Aires a plena luz del día y con cientos de testigos fue cometido por sicarios extranjeros vinculados al narcotráfico.

Carlos Alberto Gutiérrez Camacho, de 41 años, fue ejecutado el lunes de tres disparos cuando paseaba en bicicleta junto a su novia, también colombiana, por la ciclovía que bordea los Bosques de Palermo.

"Se maneja la hipótesis de un ajuste de cuentas, pero aún no pudimos escuchar a la chica porque está internada. Confiamos en que pueda declarar hoy (por martes). Si se recupera, irá personal de la fiscalía a escucharla", dijo la fiscal del caso, Cristina Caamaño a la agencia estatal Télam.

El ataque fue cometido por dos hombres que se trasladaban en una motocicleta de alta cilindrada, de acuerdo a testigos que presenciaron el hecho.

Caamaño admitió que la munición utilizada para el crimen corresponde con "un arma no convencional, que acá no se utiliza", lo cual alimenta la hipótesis de un asesinato cometido por sicarios. Sin embargo, la fiscal evitó ligar el hecho con el narco-crimen hasta no tener más elementos de prueba.

El crimen causó gran impacto en la opinión pública justo en momentos en que se debate si Argentina ha dejado de ser un país de tránsito de estupefacientes para convertirse en productor, en paralelo con un crecimiento de los índices de criminalidad.

La novia de Gutiérrez Camacho, identificada como Solange Kive Trujillo, de 22 años, recibió heridas de bala en una pierna y en el torso. La joven se encuentra internada en el Hospital Fernández de esta capital con custodia policial.

La identificación de los asesinos, además, se dificulta debido a que en el lugar exacto del crimen "no hay cámaras de seguridad", explicó la fiscal.

La víctima no tenía antecedentes penales en Argentina ni en Colombia y su residencia era legal, ya que sacó su documentación argentina en julio pasado, según Caamaño. Agregó que Gutiérrez Camacho "tenía como actividad la de fotógrafo, aunque no trabajaba para ningún medio".

Este crimen se suma una lista de media docena de colombianos asesinados en Argentina desde 2008. Las víctimas tenían relación directa o indirecta con el narcotráfico y fueron ejecutados con una metodología similar.