Batalla económica por Ucrania

La batalla por el futuro de Ucrania es también económica: el martes, Rusia aumentó la presión al cesar los descuentos en sus ventas de gas natural, mientras que Estados Unidos y la Unión Europea ofrecieron ayuda a corto plazo al acosado gobierno.

A fin de ayudar a Ucrania a largo plazo, especialistas del Fondo Monetario Internacional comenzaron a trabajar acá en un plan para estabilizar las finanzas del país, a las puertas de la bancarrota, y su declinante economía. La ayuda del FMI vendrá con condiciones que serán duras pero inevitables.

"Sin la esperada ayuda financiera de los donantes occidentales, Ucrania seguramente incurrirá en el impago" de su deuda, dijo la analista Lilit Gevorgyan, de la firma IHS Global Insight.

Los temores por la condición financiera de Ucrania --cuyas reservas están, por reconocimiento propio, casi agotadas-- aumentaron después que la empresa estatal rusa de gas natural Gazprom anunció que cancelaría un descuento sustancial del fluido vendido en diciembre. Mientras tanto, el presidente Vladimir Putin, destacó que Ucrania debe unos 2.000 millones de dólares en gas.

La posición rusa representa un cambio respecto al año pasado, cuando Moscú permitió que Ucrania acumulara recibos sin pagar. El descuento fue otorgado en diciembre conforme a un rescate ruso de 15.000 millones de dólares, cesado tras el derrocamiento del presidente prorruso Viktor Yanukovich por los manifestantes que pedían lazos más estrechos con la Unión Europea.

Ante la posición intransigente de Moscú, el secretario de Estado norteamericano John Kerry, que se encontraba el martes en Kiev, ofreció 1.000 millones de dólares en garantías crediticias, en tanto la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la Unión Europea, decidirá el miércoles un plan de apoyo, dijo a los periodistas la vocera Pia Ahrenkilde Hansen en Bruselas, pero no dio detalles. El parlamento ucraniano aceptó las condiciones de 610 millones de euros de un plan anterior de la UE, pero el dinero no será abonado hasta que Ucrania acuerde un plan de rescate con el FMI.

El respaldo a corto plazo es clave porque un plan de ayuda plena del FMI podría demorarse. El analista Gevorgyan dijo que para que el FMI se comprometa a dar una ayuda sustancial, el país necesitará un gobierno más estable, lo que seguramente no ocurrirá antes de que sea elegido un nuevo presidente el 25 de mayo.