Colombia: matan líder comunitario, linchan agresor

Un hombre fue linchado por los vecinos de un barrio de Barranquilla, en Colombia, luego de asesinar a tiros a un líder comunitario, informó el lunes la policía.

Juan Alberto Causado Priolo, de 55 años, murió de un balazo en el pecho y otro en el abdomen a manos de un hombre armado el sábado en el portal de su casa en un empobrecido barrio de esa ciudad del departamento de Atlántico, a unos 700 kilómetros al norte de Bogotá.

Al percatarse de los tiros, un grupo de personas consiguió retener al atacante y con "un golpe en la cabeza lo tumba y posteriormente le siguen apedreando hasta causarle la muerte", dijo en diálogo telefónico con The Associated Press el coronel Edgar Muñoz, subcomandante de la policía en Barranquilla. Agregó que si no fuera porque la policía llegó rápido al sitio "habrían incinerado el cuerpo de esta persona".

Aún se desconoce la identidad del atacante o las causas por las cuales disparó contra Causado, quien contaba con un chaleco antibalas de la oficial Unidad Nacional de Protección, del Ministerio del Interior, porque había recibido amenazas.

"Tenía unos elementos (de seguridad), tenía chaleco, se los había quitado" al llegar a su casa, indicó el jefe policial.

La Unidad Nacional de Protección indicó que corroboraba los datos del caso y que se pronunciaría más tarde.

José Humberto Torres, del no gubernamental Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado en Barranquilla, dijo en entrevista telefónica con AP que Causado representaba a un grupo de familias que llegó a comienzos de la década pasada a la ciudad procedente de San Bernardo del Viento, al noroeste del país, centro de cruentos enfrentamientos entre paramilitares y guerrillas.

El líder comunitario asesinado era uno de los representantes de 17 familias desplazadas que reclaman la formalización de los documentos de un lote de 36,6 hectáreas en Pinar del Río, a las afueras de Barranquilla, que recibieron de manos de la alcaldía en 2001. El valor de los terrenos ha crecido debido a que están cerca de una zona franca, por lo que las familias recibieron distintas ofertas de compra que declinaron porque quieren seguir cultivado, dijo telefónicamente Betulfo Salas, uno de los tres líderes comunitarios de las familias en Pinar del Río.

"La gente enardecida lo lincharon (linchó)... A nosotros eso se nos salió de las manos", dijo Salas al declarar que lo único que desean es seguir en su lote cultivando arroz y plátano y que se formalice la propiedad y se construyan las casas prometidas desde hace varios años.