Asentamientos en Israel se duplicaron en el 2013

Israel comenzó a edificar más del doble de asentamientos en Cisjordania en el 2013 que el año anterior, dijo el lunes la oficina central de estadísticas de Israel, horas antes que el primer ministro se entreviste con el presidente Barack Obama en Washington en la que seguramente será una tensa reunión.

Entretanto, el ejército israelí llevó a cabo un bombardeo aéreo en Gaza contra combatientes palestinos que preparaban un lanzamiento de cohetes a Israel, informaron funcionarios.

Ashraf Al Kedra, funcionario de Salud en Gaza, indicó que un hombre de 21 años murió y otros dos resultaron heridos en el ataque del lunes por la noche.

Las fuerzas militares de Israel argumentaron que el bombardeo fue realizado a fin de "eliminar un ataque inminente en contra de comunidades civiles en el sur de Israel".

Más temprano, la oficina central de estadísticas de Israel señaló que el número de viviendas que empezaron a construirse en los asentamientos en Cisjordania aumentó más del doble en 2013.

El anuncio se dio horas antes que el primer ministro Benjamin Netanyahu se entreviste con Obama en Washington.

Ambos líderes han discrepado sobre la política de asentamientos en los territorios ganados en la guerra, y el anuncio seguramente complicará la situación semanas antes de que se cumpla en abril la fecha para llegar a un marco de entendimiento sobre un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos.

En su examen anual sobre el mercado israelí de la vivienda, la oficina dijo que comenzaron las obras en 2.534 unidades nuevas en el 2013, frente a 1.133 en el 2012. A nivel nacional, Israel tuvo un aumento del 3,4% en la construcción de viviendas nuevas en el mismo periodo.

Los palestinos reclaman Cisjordania, la zona oriental de Jerusalén y la Franja de Gaza -- territorios capturados por Israel en 1967 -- para un estado independiente. Los palestinos consideran que los asentamientos construidos posteriormente en los territorios agrupados por las demarcaciones fronterizas anteriores a 1967 son ilegales y un obstáculo para la paz. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se ha negado a reconocer esas fronteras como punto de partida, indicando que las divisorias finales deberían ser acordadas en negociaciones.

Más de 550.000 israelíes viven ahora en Cisjordania y el este de Jerusalén. Israel se retiró de la Franja de Gaza en el 2005. Los palestinos, junto con la comunidad internacional, consideran los asentamientos ilegales o ilegítimos. Los líderes europeos y estadounidenses advirtieron recientemente a Israel que los asentamientos están aumentando el aislamiento del estado judío.

En una entrevista publicada, Obama dijo que pedirá personalmente a Netanyahu que avance en las conversaciones de paz con los palestinos.

"Creo que (Netanyahu) tiene fortaleza suficiente para que si decide que esto era lo adecuado para Israel, podría hacerse", dijo Obama en la entrevista con Bloomberg View. "Si él no cree que un acuerdo de paz con los palestinos es lo correcto para Israel, entonces necesita plantear un acercamiento alternativo. Y como lo dije antes, es difícil presentar uno que sea plausible".

Tras dos décadas de negociaciones intermitentes, incluyendo cerca de cinco años de estancamiento después del regreso de Netanyahu al poder en 2009, Estados Unidos relanzó el diálogo de paz entre Israel y los palestinos en julio pasado. Ambas partes fijaron un objetivo de nueve meses para generar un acuerdo de paz definitivo.

El secretario de Estado John Kerry ha viajado a la región más de 10 veces para sostener reuniones con Netanyahu y el presidente palestino Mahmoud Abbas. También ha hablado con ellos vía telefónica en varias ocasiones. Pero dado que no ha habido señales de avances, Kerry se ha visto forzado a reducir sus objetivos.