Allegado al papa a las finanzas vaticanas

El papa Francisco ha tomado una vez más la política como algo personal, al designar a su propio secretario privado como el segundo al mando de la nueva secretaría de economía del Vaticano.

El prelado maltés Alfred Xuereb había sido el secretario privado adjunto del papa Benedicto XVI y tras el retiro de éste, Xuereb se volvió ayudante principal del papa Francisco.

El lunes, el Vaticano anunció que Francisco nombró a Xuereb como secretario general de economía, un ministerio encabezado por el cardenal australiano George Pell.

El Ministerio de Finanzas se creó la semana pasada en la primera revisión importante de la burocracia obsoleta e ineficiente del Vaticano en un cuarto de siglo.

Previamente, Francisco ha colocado personas de confianza en posiciones de poder en el banco del Vaticano, plagado de escándalos, y en otras oficinas clave del Vaticano. Recientemente elevó como cardenales a algunos colegas de toda la vida de América Latina.