Inmigración: Corte Suprema rehúsa reabrir debate

El máximo tribunal de Estados Unidos puso fin a los intentos de dos ciudades en Texas y Pennsylvania por evitar que algunos inmigrantes alquilen apartamentos.

Los jueces de la Corte Suprema se negaron el lunes a aceptar las apelaciones presentadas por un suburbio de Dallas --Farmers Branch, Texas-- y la ciudad de Hazleton, en Pennsylvania, en contra de las sentencias de tribunales inferiores que bloquearon las ordenanzas locales que regulan la vivienda de alquiler.

Ambas ordenanzas buscaban impedir que los inmigrantes que residen sin permiso legal en Estados Unidos pudiesen alquilar vivienda en esas jurisdicciones.

La Corte Suprema confirmó en 2012 que el tema de la inmigración le compete principalmente al gobierno federal, con lo que descartó la mayoría de las leyes locales y estatales dirigidas a frenar la inmigración sin autorización legal.

El caso de Hazleton también implicaba una ordenanza que buscaba negarle permisos a las empresas que contraten personas que estén sin permiso en el país.