China captura a otros 3 sospechosos de ataque

La policía capturó a los tres sospechosos restantes que participaron en un ataque con armas blancas en una estación ferroviaria del suroeste de China que dejó 33 muertos, cuatro de ellos integrantes del grupo agresor, reportaron medios oficiales el lunes.

Las autoridades indicaron que el ataque del sábado por la tarde en la ciudad de Kunming, en el sudoeste de China, dejó además 143 heridos y fue perpetrado por separatistas de Xinjiang, una región del extremo occidental del país.

Citando declaraciones del Ministerio de Seguridad Pública, la agencia noticiosa oficial Xinhua indicó que una "banda terrorista" de seis hombres y dos mujeres encabezada por una persona identificada como Abdurehim Kurban fue responsable del ataque.

Los enfrentamientos en Xinjiang entre autoridades y miembros del grupo étnico de los uigures en el último año han cobrado una gran cantidad de vidas, pero el ataque del sábado ocurrió a más de 1.500 kilómetros (900 millas) al sureste en la provincia de Yunnan, que no cuenta con un historial de este tipo de disturbios.

Xinhua agregó que la policía mató a tiros a cuatro de los atacantes, que usaron armas blancas para agredir a civiles, y capturó e hirió en el lugar a una sospechosa.

El breve informe de Xinhua no reveló la etnicidad de los ocho agresores ni indicó cómo fue que las autoridades identificaron y detuvieron a los últimos tres sospechosos.

Xinjiang es lugar de una dura rebelión contra el gobierno chino de parte de algunos integrantes de la población musulmán uigur, y las autoridades han respondido en el lugar con fuertes dispositivos de seguridad.

Otro ataque sin precedentes atribuido por las autoridades a los uigures se registró en octubre en Beijing. Tres agresores y dos turistas murieron en el incidente en la Puerta de Tian'anmen.