"La grande bellezza" gana el Oscar para Italia

Con una oda al ganador de cinco premios Oscar Federico Fellini, Italia logró romper su mala racha de 14 años en la categoría de película de lengua extranjera.

"La grande bellezza", que muchos críticos han comparado con el filme de Fellini de 1960 "La Dolce Vita", se alzó con el reconocimiento el domingo.

Cuando le preguntaron al director Paolo Sorrentino si la presión de sus compatriotas le había afectado, éste confesó que sí.

"Sentí una sensación de responsabilidad en los últimos días desde mi país porque demasiada gente estaba hablando de este premio", dijo. "Fue un poquito difícil vivirlo. Pero ahora estoy feliz. Estoy muy feliz".

Ampliamente favorecida tras sus victorias en los Globos de Oro y el BAFTA del cine británico, la cinta sigue al escritor Jep Gambardella, que a los 65 años comienza a reexaminar la exuberante vida que ha tenido en Roma, mucho después de haber escrito un único libro que lo introdujo a la alta sociedad.

Aunque ha sido criticada por enfocarse en el malestar general de algunos residentes de Roma, la película también ha sido elogiada por destacar la suntuosa belleza de la ciudad.

Sorrentino dijo entre bambalinas que la música de la película sacaba a relucir las contradicciones inherentes de la capital italiana.

"La música en el filme es una simple mezcla entre música sacra y música profana porque en mi cabeza, Roma es una ciudad que tiene esta gran característica", expresó. "Es el centro del Vaticano, el centro del mundo católico. Al mismo tiempo, el mundo profano trabaja bajo el Vaticano".

En un homenaje que quizás confundió a sus compatriotas, Sorrentino le agradeció a varias luminarias, desde Fellini y el director italo-estadounidense Martin Scorsese hasta el astro del fútbol argentino Diego Armando Maradona.

Sorrentino explicó que nació en Nápoles, Italia, donde Maradona jugó cuando el director era sólo un niño. "Para mí, él fue muy importante", dijo.