California: Legislador acusado toma licencia

Un legislador de California acusado de cargos federales de corrupción dijo el domingo por la noche que ha tomado una licencia indefinida de la Legislatura mientras espera juicio.

El senador estatal demócrata Ron Calderón dijo en un comunicado enviado a The Associated Press que no había renunciado, sino tomado tiempo para centrarse en combatir los cargos en su contra.

"No quiero afectar el trabajo importante del Senado ni a mis colegas sobre temas serios que afectan a mis electores y al pueblo de California", dijo.

Calderón agregó que debido a la complejidad de los cargos espera que la licencia se prolongue hasta finales del período legislativo en agosto.

Mark Hedlund, portavoz del presidente pro tempore del Senado californiano, Darrell Steinberg, dijo que Calderón envió la solicitud de licencia a Steinberg el domingo por la noche.

Calderón fue encausado el lunes pasado bajo cargos de que aceptó sobornos por un total de 100.000 dólares en efectivo y viajes, y desvió parte de los fondos a sus hijos.

El senador se declaró inocente de los cargos pero sus colegas demócratas le habían dado hasta el lunes para renunciar, tomar una licencia o enfrentar la suspensión.

Al tomar la licencia, Calderón seguirá recibiendo su sueldo anual de 95.291 dólares pero no los viáticos diarios de 163 dólares.

Calderón, de Montebello, es el segundo senador demócrata estatal que toma una licencia esta semana para enfrentar acusaciones penales.

El senador Roderick Wright, demócrata que representa a otro distrito de la zona metropolitana de Los Angeles, solicitó la licencia tras ser declarado culpable de perjurio y fraude electoral por mentir sobre su residencia legal. Wright trata de que los tribunales desestimen su condena antes de la audiencia de sentencia en mayo.

La salida de Wright y Calderón priva a los senadores demócratas del margen de dos tercios que necesitan en la cámara de 40 escaños para numerosas acciones legislativas sin el apoyo de los republicanos.

Steinberg, demócrata por Sacramento, dijo que los senadores serían suspendidos pero no expulsados. En el caso de Calderón porque no ha sido declarado culpable de ningún delito, pero él y otros demócratas pidieron a Calderón que renuncie porque está acusado de actividades que según Steinberg "van contra la esencia de lo que significa ser un funcionario público".

Calderón, de 56 años, está acusado de aceptar sobornos de un agente encubierto de FBI que se hacía pasar por dueño de un estudio cinematográfico de Los Angeles y quería ampliar los créditos fiscales al sector. También está acusado de aceptar sobornos del ex propietario del Hospital Pacific de Long Beach para que respaldara leyes sobre las normas de compensación por accidentes laborales.

Wright, de 61 años, sirvió en la Asamblea entre 1996 y 2002, y está en el Senado desde 2008.

Los republicanos no están satisfechos con la decisión de Wright de tomar una licencia en vez de renunciar. Los demócratas bloquearon un esfuerzo republicano para expulsarlo el jueves, pero tres senadores republicanos dijeron que planeaban intentarlo de nuevo el lunes y pedir que los dos políticos sean suspendidos. La suspensión, al igual que la licencia, no les afecta el sueldo.