EEUU se esfuerza por exportar a América Latina

Aunque durante los últimos meses diversos analistas han destacado la forma en que China ha venido ganando terreno en el mercado de América Latina, lo cierto es que las cifras muestran que Estados Unidos sigue presente en esa zona del hemisferio y que sus movimientos en materia comercial no descuidan los puertos de esa región.

Cuando llega a la mitad el plazo que el presidente Barak Obama dio, en 2010, para que las exportaciones de la Unión Americana se dupliquen, la cifra de participación de América Latina en sus metas está ganando cada vez más fuerza.

El objetivo que fijó Obama, y cuyo plazo vence al cierre de 2015, busca duplicar las ventas externas que en 2009 totalizaron 1,5 billones de dólares.

Según cifras del Departamento de Comercio de Estados Unidos, las exportaciones totales cerraron 2012 en 2,2 billones de dólares, lo que hoy pondría al país a menos de un billón de dólares de la meta.

Actualmente Estados Unidos tiene acuerdos de libre comercio (TLC) con 20 países. Se podría decir que más del 50% de esos tratados los tiene con América Latina y El Caribe, si se tiene en cuenta que 11 países de la región están en esa veintena.

Con base en cifras de 2012, el Departamento de Comercio asegura que "las exportaciones hacia los países con los que Estados Unidos tiene acuerdos comerciales representan cerca del 50%" de sus ventas totales al mundo.

En promedio, el 85% de los bienes que comercia Estados Unidos entran libres de impuestos en Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, México, Panamá y Perú.

Además, los acuerdos con esos países incluyen la promesa de extender los beneficios de cero impuestos de importación para el 100% de los productos que esos mercados importen desde el país del norte, en plazos que en promedio se cumplirían en los próximos cinco años.

Entre los sectores en la lista del mayor interés de Estados Unidos por ganar terreno dentro del mercado latinoamericano, y que forman parte de los acuerdos bilaterales de libre comercio vigentes con la región, están: equipos de agricultura y construcción, fertilizantes, equipo de tecnología de la información, equipo médico y científico y madera.

Los acuerdos más recientes en América Latina los firmó el año pasado con Colombia y con Panamá.

Durante los primeros cinco meses de 2013, las ventas de la Unión Americana hacia Colombia se habían incrementado 18% frente al mismo período de 2012. Y con apenas un año de vigencia del acuerdo.

Según la oficina de la Iniciativa Nacional de Exportaciones estadounidense (NEI, por las siglas en inglés), Estados Unidos le apuesta a conquistar una buena parte del mercado de los servicios que representan cerca de 180.000 millones de dólares, solo en Colombia y por lo menos 250.000 millones de dólares sumando los 11 países mencionados.

La participación de las exportaciones hacia América Latina ha crecido sin parar, desde que Obama anunció su meta en 2010. En la actualidad, la región le compra a Estados unidos cerca del 25% del total que exporta.

En 2010 las exportaciones de Estados Unidos hacia Latinoamérica representaban el 22% del total, con 285.867 millones de dólares. En 2012 la cifra subió a 382.279 millones de dólares y, hasta mayo de 2013, ya los mercados latinoamericanos han recibido bienes estadounidenses por cerca de 160.000 millones de dólares.

Actualmente los países latinoamericanos que tienen TLC con Estados Unidos compran más del 80% de las exportaciones estadounidenses hacia esa zona. México, Colombia y Chile son los mayores compradores entre quienes le abren sus mercados sin restricción arancelaria.

El destino de los bienes estadounidenses en Latinoamérica con más crecimiento es Chile. Entre 2003, cuando entró en vigencia el TLC bilateral, y 2010, cuando comenzó el plan quinquenal de Obama para duplicar las exportaciones, la economía chilena multiplicó por cuatro sus compras a Estados Unidos al pasar de 2.700 millones de dólares a 10.908 millones de dólares.

Siguen en crecimiento entre 2010 y 2012 las exportaciones hacia Panamá (62,13, Costa Rica (39,53%), Perú (38,45%) y Colombia (35,53%).

Así las cosas, por cortesía de los planes de Obama y de los tratados sobre el libre comercio que los gobiernos firman, y seguirán firmando, los consumidores latinoamericanos tendrán para rato maíz, trigo, carnes, jugos y frutas congeladas, celulares, juguetes, cosméticos, combustibles y aeronaves civiles, entre tantos otros, con la etiqueta "made in USA" en competencia con los productos chinos y uno que otro de su propio patio.