Correa critica a EEUU por informe sobre DDHH

El presidente Rafael Correa rechazó el sábado un informe de Estados Unidos sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, que cuestiona al gobierno de Ecuador por considerar que restringe la libertad de expresión.

"¿Qué calidad moral tiene Estados Unidos, quién le ha nombrado árbitro del bien y del mal, acaso las Naciones Unidas, qué acuerdo hemos firmado para que nos juzgue?", se preguntó Correa durante el programa de radio y televisión "Diálogo con el presidente".

Correa, quien criticó el documento del Departamento de Estado norteamericano porque, entre otras cosas, "juzga nuestras leyes", aseguró que "no somos antinorteamericanos pero sí somos dignos y no vamos a aceptar ninguna injerencia".

Agregó que se ha enviado una "respuesta digna" por parte de la cancillería ecuatoriana, que rechaza las "críticas unilaterales" de un gobierno con "un pobre historial en lo que respecta a los derechos humanos en los últimos tiempos".

El canciller Ricardo Patiño señaló en el mismo espacio como ejemplos las detenciones ilegales, inexistencia de procesos judiciales y las torturas en la cárcel de Guantánamo; la persistencia de la aplicación de la pena de muerte, el ilegal y criminal "bloqueo" a Cuba, la utilización de aviones no tripulados para asesinar a centenares de ciudadanos sin procesos judiciales ni debido proceso alrededor del mundo, así como la impunidad para los responsables de la invasión a Irak.

Al dar lectura al documento, agregó que "en vez de malbaratar su tiempo elaborando listas antojadizas sobre países que según su visión sesgada violan los derechos humanos en el mundo... bien haría Estados Unidos en preocuparse por ratificar" instrumentos internacionales que garantizan el cumplimiento de los derechos humanos, como la Convención Interamericana de los Derechos Humanos o la Convención Universal de los Derechos del Niños.

El informe del gobierno norteamericano, difundido el jueves, cuestionó a países como Venezuela, Colombia, México, Brasil, Cuba y Ecuador.