Carnaval: Lodo reina en fiesta callejera de Paraty

La vestimenta extravagante no es necesaria en la fiesta callejera "Bloco da Lama" del carnaval, en la que los juerguistas dejan de lado sus disfraces de pirata, princesas y diablos a cambio de gruesas capas de lodo negro de pies a cabeza.

Miles de personas, con sus bikinis y shorts invisibles bajo cubierta negra y con el cabello lleno de lodo con peinados estilo mohawk, bailaron, bebieron y se arrojaron bolas de lodo mientras vehículos con bocinas marcaban el ritmo sonidos en este pueblo colonial brasileño.

Seguidores de "Bloco da Lama", que se traduce como "fiesta callejera de lodo", insistieron en que el evento es uno de los más democráticos de entre las miles de fiestas saturadas de alcohol en las calles de Brasil durante el Carnaval.

"Uno no necesita comprar nada, no necesita gasta dinero, el disfraz está a la mano", dijo la actriz de 28 años Diana Rodrigues, mientras apuntaba a los bancos de lodo a lo largo de la playa Jabaquara en Paraty. "El motivo del Carnaval es transformarse en alguien más por unos días y hacer cosas que una nunca haría en la vida real. Y el estar cubierta de lodo te transforma de esa manera".

El "Bloco da Lama" fue fundado en 1986 por dos jóvenes de Paraty que se causaron sensación en el Carnaval al acudir al centro histórico del pueblo cubiertos de lodo después de una expedición de caza de cangrejo en un manglar cercano, explicó Rodrigues, que fue contratada por el gobierno de Paraty para explicar la historia del "bloco" a los extranjeros que llegan de lugares tan lejanos como Italia y Alemania.

Las fiestas callejeras del carnaval brasileño ya han atraído multitudes.

En Río de Janeiro, una de las fiestas callejeras, o "bloco", entró en calor antes del mediodía y las autoridades de turismo dijeron que más de un millón de personas se habían congregado en el centro para disfrutar de la ocasión.

En la fiesta "Paraíso en la Tierra" del barrio bohemio carioca Santa Teresa, miles de personas empezaron a reunirse desde el alba. Uno de los temas de la fiesta este año es una protesta por los miles de millones de dólares que se gastan para presentar la Copa Mundial de fútbol. Algunos gritaron ocasionalmente "¡No habrá Copa!"

El carnaval se prolonga hasta el Miércoles de Ceniza, aunque siguen celebraciones particulares durante algunas semanas.