Temor por filtración radiactiva en Nuevo México

El hecho que al menos 13 trabajadores hayan quedado expuestos a la radiación en un depósito de desechos nucleares en una mina de sal de Nuevo México a más de 610 metros (2.000 pies) bajo la superficie ha atraído nueva atención a la larga lucha de Estados Unidos por encontrar lugares donde colocar toneladas de desperdicios de la época de la Guerra Fría.

La liberación de radiación por encima de la superficie a la que resultaron expuestos los trabajadores durante un turno nocturno hace dos semanas obligó a cerrar las instalaciones mientras las autoridades investigan la causa que e intentan determinar los efectos sobre la salud de los empleados. El percance también ha generado interrogantes en torno a una piedra angular del programa del Departamento de Energía, de 5.000 millones de dólares al año, para limpiar los desperdicios desperdigados por todo el país luego de décadas de fabricación de bombas nucleares.

Con las operaciones suspendidas en la Planta Piloto de Aislamiento de Desperdicios, también ha ocurrido lo mismo con todos los envíos, incluidos los últimos de casi 4.000 barriles de desechos tóxicos que se le ha ordenado al Laboratorio Nacional Los Álamos que retire de sus instalaciones para fines de junio. Otros desperdicios de laboratorios en Idaho, Illinois y Carolina del Sur están paralizados mientras las operaciones sigan detenidas.

El dilema sobre qué hacer con los desperdicios nucleares está muy politizado.

El gobierno gastó aproximadamente 15.000 millones de dólares en un depósito nuclear propuesto en la montaña Yucca de Nevada que no ha sido completado. Los legisladores de ese estado se oponen tenazmente al desarrollo de ese sitio, incluido Harry Reid, líder de la mayoría en el Senado federal.

En contraste, la delegación de Nuevo México ante el Congreso ha respaldado en gran medida la Planta Piloto de Aislamiento de Desperdicios, que ha estado aceptando desechos desde 1999 y da empleo a unas 650 personas. La ley ordena que el sitio sólo puede recibir desperdicios de plutonio utilizado en la fabricación de armas, pero los expertos dicen que los salares del sitio podrían ser adecuados para el depósito de desechos radiactivos provenientes de reactores comerciales.

En un ejemplo del dilema que enfrentan las comunidades en todo el país en torno a los desperdicios nucleares, documentos obtenidos el viernes por The Associated Press hallaron que hay "fallas significativas en la construcción" de algunos tanques de almacenamiento en el complejo de desperdicios nucleares de Hanford, en el estado de Washington. Los contribuyentes gastan aproximadamente 2.000 millones de dólares al año para limpiar los desperdicios radiactivos allí.

___

Daly reportó desde Washington, D.C. El periodista Jeri Clausing de The Associated Press contribuyó con este reporte desde Carlsbad, Nuevo México.