Corte alemana rechaza enjuiciar a nazi

Un hombre de 94 años deportado de Estados Unidos por mentir sobre su pasado nazi no está en condiciones de ser sometido a juicio por acusaciones de que fue cómplice en miles de asesinatos como guardia de la SS en Auschwitz, falló el viernes un tribunal alemán.

El tribunal estatal de Ellwangen señaló que Hans Lipschis padece de "demencia progresiva" y que no puede ser enjuiciado. Fue acusado de 10.510 cargos por complicidad para asesinar bajo acusaciones de que fue guardia en el tristemente célebre campo de concentración entre 1941 y 1943.

Los fiscales de Stuttgart dijeron que no han decidido si apelarán la decisión.

La corte liberó a Lipschis en diciembre argumentando que tenía "dudas considerables" sobre su capacidad para ser sometido a juicio.

Su abogado Achim Baechle, dijo a The Associated Press que tras su liberación, Lipschis cayó al regresar a casa. Fue operado y ahora está en un asilo.

"Supongo que los fiscales apelarán la decisión de la corte, pero creo que la decisión es absolutamente correcta", dijo.

Lipschis fue deportado de Estados Unidos a comienzos de la década de 1980 por mentir sobre su pasado nazi cuando llegó a Chicago en 1956. Ha vivido en Alemania desde entonces.

El individuo ha reconocido que fue asignado a la unidad de guardia de la SS en Auschwitz pero afirma que era cocinero y no participó en crímenes de guerra.

Lipschis es uno de los cerca de 30 sospechosos de ser ex guardias de Auschwitz contra quienes una fiscalía especial en Alemania dijo en septiembre que tenía suficiente evidencia para presentar cargos.

Esa oficina envió los casos a fiscales estatales y la semana pasada la policía hizo una redada en las casas de otros nueve sospechosos y arrestó a tres.

Efraim Zuroff, el principal cazador de nazis del Centro Simon Wiesenthal en Jerusalén, dijo que esperaba que la decisión sobre Lipschis sea "un llamado de alerta" para que otros fiscales den prioridad a los nuevos casos de Auschwitz.