Dimitrov y Anderson jugarán final de Acapulco

El búlgaro Grigor Dimitrov remontó y venció el sábado 4-6, 7-6 (5), 7-6 (3) al británico Andy Murray para avanzar a la final del Abierto Mexicano de Tenis que disputará al sudafricano Kevin Anderson.

Dimitrov, de 22 años de edad y número 22 del orbe, sorprendió con gran exhibición al segundo favorito del torneo en Acapulco y buscará apenas el segundo título de su carrera.

"Ha sido el partido más difícil hasta ahora, Andy es un luchador y fue muy difícil", dijo Dimitrov. "Siempre hay un solo ganador y hoy me tocó a mí, estoy muy feliz".

Murray, séptimo de la clasificación de la ATP, se quedó en la orilla de jugar su primera final en el circuito de la ATP desde que lo operaron de la espalda en septiembre pasado.

"Sabía que no sería fácil, es un competidor increíble; hoy fue una dura pelea y me alegra haber salido vivo de ella", declaró Dimitrov, quien tiene marca de 3-1 sobre Anderson. "Es un gran jugador, está jugando bien, pero necesito descansar antes que nada y estar listo".

Anderson, quien la semana pasada perdió en Delray Beach, dio la sorpresa al vencer 6-1, 5-7, 6-4 al ucraniano Alexandr Dolgopolov.

El sudafricano clasificó a una final de un Open 500 por primera vez en su carrera. También es la primera ocasión en que logra la disputa del campeonato en torneos consecutivos.

"Desde el año pasado empecé a trabajar duro para esto", dijo Anderson, quinto en la siembra y 21 del escalafón mundial. "Nunca había estado en una final de Open 500, es un paso hacia arriba en mi carrera y estoy muy feliz, pero no satisfecho, falta un partido y voy por el triunfo mañana".

En su camino a la final, Anderson dejó fuera al francés Stephane Robertson, al estadounidense Sam Querrey y al español David Ferrer, quien abandonó el duelo de cuartos de final por una lesión de pierna izquierda.

En mujeres, la primera sembrada, la eslovaca Dominika Cibulkova se convirtió el viernes en la primera finalista del Abierto Mexicano de Tenis debido al abandono de su rival en semifinales, la china Shuai Zhang.

Cibulkova, quien es 13ma del mundo, ganaba 4-2 cuando habían transcurrido apenas 27 minutos en el primer set y la china se resintió de un dolor en el bíceps del brazo derecho que le impidió continuar el encuentro.

Su rival en la final será la estadounidense Christian McHale, quien sufrió para vencer 3-6, 6-2, 7-5 a la francesa Caroline García.

La eslovaca, quien fue finalista en el Abierto de Australia, llegó a México buscando levantar su juego porque después de Melbourne había perdido sus tres partidos siguientes, incluyendo uno por abandono en la primera ronda de Qatar.

"Me siento genial, llegué a México buscando sacar unas victorias y ya estoy de vuelta en una final, es algo grandioso", dijo Cibulkova en rueda de prensa.

Zhang inició fuerte y se puso arriba 2-0, pero era evidente que tenía molestias en el brazo y no pudo seguir.

"El dolor era demasiado intenso, estoy triste, es algo que nunca me había pasado", dijo Zhang.