FARC pide permanencia de oficina de la ONU de DDHH

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) rechazó el miércoles la idea del presidente Juan Manuel Santos de analizar si prorroga el mandato de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en el país.

"La propuesta de Santos de sacar la oficina de la ONU está fuera de lugar", dijo la guerrilla en su cuenta oficial de Twitter.

"Pedir la salida de la oficina de la ONU es desconocer la realidad de Colombia", agregó el grupo rebelde, que desde fines del año pasado participa en un proceso de paz con el gobierno colombiano en Cuba para tratar de poner fin a las confrontaciones entre las partes.

Santos planteará su idea en la reunión del jueves en la casa de gobierno con Navi Pillay, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien llegó el lunes por la noche a Colombia y se quedará en el país hasta el 19 de julio.

A Pillay "le voy a decir que estamos discutiendo si realmente vale la pena prolongar ese mandato o si se prolonga sería por muy corto tiempo, porque Colombia ha avanzado lo suficiente para decir que no necesitamos más oficinas de derechos humanos de las Naciones Unidas en nuestro país", dijo Santos el martes en un acto por la conmemoración de la independencia del departamento de Cundinamarca, localizado en el centro del país.

La dependencia de la ONU está en el país desde 1997.

El comentario de Santos se dio una semana después de que Todd Howland, delegado en Colombia de Pillay, dijo que excesos de la fuerza pública podrían haber ocasionado la muerte de cuatro hombres en junio en el Catatumbo, una región del noreste colombiano que desde hace más de un mes es escenario de protestas campesinas.

El gobierno refutó de inmediato el comentario de Howland.