Fundador de Amazon compra el Washington Post

Jeff Bezos, el fundador de Amazon.com que ayudó a llevar los libros a la era digital, se lanzó tras otro pilar de los "medios de comunicación viejos": The Washington Post.

Bezos, de 49 años, llegó a un acuerdo anunciado el lunes para comprar el venerable periódico de Washington y otros diarios por 250 millones de dólares. Fue una manifestación asombrosa de cómo internet ha creado ganadores y perdedores y transformado el panorama de los medios de comunicación.

Bezos hizo su fortuna como pionero de las compras en internet, primero al vender libros desde la cochera de su casa en Seattle en 1995, y después con ventas de prácticamente cualquier otra cosa.

Mientras tanto, The Washington Post, como la mayoría de los periódicos, ha estado perdiendo lectores y anunciantes que se han ido al internet, al tiempo que su valor se ha desplomado.

El diario, célebre hace una generación por destapar el escándalo Watergate, en los últimos años se ha visto obligado a reducir sus ambiciones, lo que ha llevado a varios despidos de periodistas y al cierre de varias corresponsalías.

Bezos compra el periódico como individuo, sin que Amazon.com Inc. participe en la transacción

Donald Graham, presidente y director general del Washington Post, consideró que Bezos es un "nuevo propietario singularmente bueno", y añadió que la decisión se tomó después de años de desafíos en el sector periodístico. La compañía, propietaria del negocio educativo Kaplan y de varios canales de televisión, modificará su nombre, pero no indicó cuál será el nuevo.

Bezos expresó en un comunicado que comprende el "papel crucial" del Post en Washington y dijo que sus valores no cambiarán.

"El deber del periódico seguirá siendo con sus lectores, no con los intereses privados de sus dueños", expresó Bezos a los empleados del Post en una carta entregada a los medios. "Seguiremos la verdad a donde quiera que lleve y trabajaremos duro para no cometer errores. Y cuando lo hagamos, los corregiremos rápida y completamente".

Katharine Weymouth, editora y directora general del diario, y miembro de la familia Graham que ha sido su propietario desde 1933, permanecerá en el cargo. Weymouth ha pedido a otros altos ejecutivos de la compañía que sigan en sus puestos.

"El señor Bezos conoce tan bien como cualquiera las oportunidades que ofrece la tecnología revolucionaria cuando entendemos cómo sacarle el mayor provecho", expresó Weymouth en una carta a los lectores. "Bajo su propiedad y con su conocimiento administrativo, podremos acelerar el ritmo y la calidad de la innovación".

La noticia sorprendió a los observadores del sector e incluso a los empleados del diario.

"Creo que todavía estamos en shock", dijo Robert McCartney, uno de los columnistas de la sección metropolitana del diario y veterano de 31 años en la empresa. "Todos en la sala de redacción están hablando de eso".

El mensaje llegó al correo electrónico del personal a las 4:17 de la tarde hora del este de Estados Unidos, para citarlos a una reunión 13 minutos después.

Graham dijo en la reunión que conoce a Bezos desde hace más de una década y que es un hombre decente y paciente, afirmó McCartney.

El directivo le dijo al personal que está convencido de que Bezos está comprometido con el periodismo de calidad y no tiene una agenda política. Hubo una ovación del personal después de las alocuciones de Graham y Weymouth.

Para los observadores, Bezos está más que calificado para ser dueño de un diario: es rico, es un innovador y está dispuesto a aceptar pocas ganancias. Eso está probado con su dirección de Amazon desde el principio. El mes pasado, Amazon.com Inc. declaró una sorprendente pérdida en el trimestre abril-junio, aunque sus ingresos aumentaron 22% a 15.700 millones.

Rick Edmonds, analista de medios de The Poynter Institute, comparó la compra del Post por parte de Bezos con la adquisición que hizo el multimillonario John Henry del periódico The Boston Globe por 70 millones de dólares, transacción anunciada el sábado.

Las dos operaciones sacan del mercado de valores publicaciones establecidas y muy queridas, que tenían que responder a los accionistas, los cuales exigían buenos resultados trimestrales.

"Esto significa colocar al Post en las manos de un individuo adinerado que puede demorar lo que quiera y gastar tanto dinero como estime conveniente para mantener al periódico en una posición fuerte", dijo Edmonds. "Es una situación mucho mejor que una empresa con otros negocios de crecimiento rápido que intenta justificar esa misma inversión".

Alan Mutter, asesor de medios y ex director de diarios, dijo que es la primera vez que un periódico ha sido adquirido por alguien "originario (del mundo) digital", no una persona enraizada en los medios impresos.

"Este hombre va a cambiar el diario de arriba abajo, y ya veremos lo que sale", dijo Mutter.

The Washington Post Co., que pronto cambiará de nombre, se quedará con las revistas Slate y Foreign Policy, con TheRoot.com y con el edificio sede en el centro de Washington.

En su carta a los empleados, Bezos dijo que mantendrá su empleo como director general de Amazon y seguirá viviendo en "el otro Washington", nombre del estado donde Amazon tiene su sede en Seattle.

Pero dejó claro que habrá cambios, aunque no los precisó.

"Internet está transformando casi todos los elementos del negocio de las noticias: ha reducido el ciclo noticioso, ha erosionado fuentes de ingreso que durante mucho tiempo fueron confiables, y permite nuevos tipos de competencia, algunas de las cuales no tienen costo alguno para la recolección de noticias", escribió Bezos.

"No hay un mapa, y no será fácil marcar el camino que tenemos por delante, lo que significa que tendremos que experimentar", afirmó.

___

Los periodistas de The Associated Press Brett Zongker, Marcy Gordon y Jessica Gresko en Washington, Michael Liedtke en San Francisco y Barbara Ortutay en Nueva York contribuyeron a este despacho.