Colombia: Deforestan de 295.800 hectáreas

Colombia perdió más de 295.892 hectáreas de bosques, o casi el doble del tamaño de un departamento del centro del país, en los años 2011 y 2012, reveló el lunes Ministerio del Ambiente.

Se calcula que en Colombia, un país de 114 millones de hectáreas, existen ahora en total 59,8 millones de hectáreas de bosques, lo que representa 52,5% del territorio continental del país.

El ministro del Ambiente, Juan Gabriel Uribe, dijo en conferencia de prensa que aunque "la deforestación sigue siendo muy alta", la tasa del 2011 y 2012 --con un promedio anual de 147.946 hectáreas de bosques destruidos cada uno de esos años-- está por debajo del período anterior, del 2005 al 2010, cuando la media anual fue de 238.273 hectáreas de bosques destruidos.

Por los datos del ministerio, las hectáreas de bosque natural destruidas en los dos últimos años equivaldrían a unos 2.500 kilómetros cuadrados de territorio.

El monitoreo se basa en imágenes satelitales que analizan los investigadores del oficial Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia o Ideam, explicó el ministro.

Las principales causas de deforestación en el país son la expansión de la ganadería, así como cultivos ilícitos, particularmente la coca, tanto como la minería ilegal, que también destruya porciones de bosques.

De acuerdo con los datos oficiales, de los 32 departamentos del país, los que concentraron la mayor pérdida de bosque en el 2011 al 2012 fueron los sureños de Caquetá, Meta y Guaviare: 46% del total de las 295.892 hectáreas destruidas.

Esos tres departamentos forman parte además de la Amazonía colombiana, que se extiende por al menos otros tres departamentos del sur y este del país.

La reducción en el promedio anual de deforestación "coincide con una disminución muy significativa de los cultivos de coca, particularmente en los departamento de Nariño y Cauca" al suroeste del país, de acuerdo con el Ministerio.

En Colombia existen unas 64.000 hectáreas sembradas de coca, materia prima de la cocaína, en pequeños cultivos regados por las distintas regiones del país y en las que los cocaleros talan bosques para sus cultivos. Esos datos sobre cocales datan del 2011, el reporte más reciente entregado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, aunque el presidente Juan Manuel Santos ha dicho que los cultivos ilegales se calculan actualmente en unas 48.000 hectáreas.