Exculpan a familia de fortuna secreta de Pinochet

Un juez cerró la investigación que buscaba dar con el origen de la fortuna secreta de más de 21 millones de dólares de Augusto Pinochet con el encausamiento de seis militares y dejó fuera de proceso a los miembros de la familia del ex dictador chileno involucrados en la causa, informó el lunes el poder judicial.

El Consejo de Defensa del Estado, que vela por los dineros públicos, tiene 15 días de plazo para apelar de la decisión; de lo contrario, el juez Manuel Antonio Valderrama seguirá con la etapa acusatoria contra los inculpados que podrían recibir penas de entre 5 y 10 años de prisión.

"Se va a esperar el resultado, la notificación para la parte querellante y los inculpados, si solicitan reapertura con nuevas diligencias", dijo el juez a cargo de un proceso que ha pasado por las manos de otros dos magistrados y que lleva nueve años desde que una comisión senatorial estadounidense se topó con los fondos ocultos de Pinochet.

El abogado querellante, Alfonso Insunza, no se extrañó por el cierre de la causa y de que quedaran fuera de ella los familiares de Pinochet. Recordó que ya en 2007 la Corte Suprema había acogido un recurso de amparo a su favor.

"Esto significa que tampoco habrá acusación en contra de ellos", dijo en alusión a la viuda y tres de los cinco hijos del matrimonio Pinochet. Según Insunza, la determinación "da la impresión de impunidad".

El jurista señaló que, aunque no descarta en pedir otras diligencias al juez, "creo que es difícil determinar participación de ellos (la familia) ya que si bien aparecen en las cuentas, la investigación no determinó exactamente el origen de la fortuna ni las inversiones que tuvieron".

Añadió que "hubo falta de interés en seguir la causa y terminó en muchas aristas que quedaron poco claras". Dijo que cuando la corte removió al juez Carlos Cerda y lo cambió por Valderrama, "la causa decayó y definitivamente no se investigó nada".

Valderrama es considerado un juez diligente que no está por la impunidad en casos de derechos humanos, según un análisis de fallos anteriores.

Rodrigo García Pinochet, nieto del general, dijo que "todo lo que se dijo, lo que se argumentó, se acusó... mancha".

Pinochet murió el 10 de diciembre de 2006, a los 91 años, mientras estaba bajo arresto domiciliario y enfrentaba tres juicios por violaciones a los derechos humanos durante su régimen (1973-1990) y otra causa por fraude al fisco y falsificación de pasaportes. Estos dos últimos casos están relacionados con la fortuna secreta del general.

El dictador juró que el dinero descubierto en cuentas secretas de bancos extranjeros, especialmente en la sucursal del Riggs, en Washington, era producto de sus ahorros.

Sin embargo, una auditoría encargada a la Universidad de Chile determinó que Pinochet poseía 21,32 millones de dólares de los cuales 17,86 millones de dólares no estaban justificados y se desconocía su origen. Una fuente de ese dinero fueron los gastos reservados que Pinochet recibió en su calidad de presidente.

Unos pocos millones de dólares fueron ubicados y congelados. Parte de ellos, con permiso de la justicia, se usaron para pagar impuestos territoriales de las casas de la familia Pinochet.

Pinochet contó siempre con el apoyo de los dos partidos derechistas que fueron su sustento civil, la Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional, los que siguieron a su lado incluso después de 2000 cuando las fuerzas armadas admitieron que violaron los derechos humanos y hasta entregaron un listado con los nombres de 200 opositores a la dictadura asesinados y lanzados al mar o enterrados en fosas clandestinas a lo largo del país.

Sin embargo, cuando el país supo en 2004 que Pinochet se hizo de dinero cuyo origen no estaba claro, empezaron a apartarse de su lado y no volvieron a acercarse.