Wall Street baja en un día tranquilo

Una jornada tranquila en los mercados bursátiles estadounidenses finalizó el lunes con un ligero descenso.

Hubo pocas noticias que estremecieran los mercados para sacarlos de su estupor veraniego, excepto un informe del Instituto de Gerencia de Suministros (ISM, por sus siglas en inglés) en el sentido de que el sector de servicios creció en julio, ayudado por nuevos pedidos.

Es la información más reciente a la que tienen acceso economistas e inversionistas por igual para tratar de evaluar cómo le va a la economía de Estados Unidos.

El jueves pasado el ISM informó que la actividad manufacturera había aumentado en junio. Al día siguiente, el gobierno informó que las compañías no estaban contratando tantos empleados como habían previsto los economistas.

Y el informe del lunes no fue suficiente para impulsar al mercado por encima de sus niveles ya de por sí elevados.

"Creo que no se ha movido por una razón", dijo Terry Sandven, estratega en jefe de valores del grupo de gestión patrimonial de U.S. Bank. "Con los grandes índices casi en sus niveles máximos históricos, ya nos toca una pausa".

El promedio industrial Dow Jones retrocedió 46,23 puntos (0,3 a 15.612,13 unidades luego de seis semanas de ganancias.

Por su parte, el Standard & Poor's 500 bajó 2,53 unidades (0,2, a 1.707,14 mientras que el índice compuesto Nasdaq de acciones de tecnología ganó 3,36 puntos (0,09%), ubicándose en 3.692,95.

Apple, la mayor compañía en el Nasdaq, aumentó después que el gobierno federal desechó una prohibición a la importación de algunos modelos de iPhone y iPad. Apple subió 6,91 (1 a 469,45.

En junio, la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos falló que esos dispositivos de Apple violaban una patente en poder de Samsung y emitió esa prohibición. El gobierno del presidente Barack Obama tenía 60 días para decidir si permitiría que entrara en vigor.

Entre las demás compañías en las noticias, Berkshire Hathaway aumentó ligeramente luego del primer día de transacciones después de su declaración trimestral de ganancias. El conglomerado de Warren Buffett declaró el viernes un aumento en éstas de 46%, lo que superó con facilidad las previsiones de Wall Street.

Berkshire declaró grandes ganancias sobre el valor de sus contratos de derivados y mayor rentabilidad de su ferrocarril BNSF. Las acciones aumentaron 41 centavos (0,4 a 118,23.

Las grandes empresas han declarado mejores resultados trimestrales y los analistas calculan que las ganancias de las compañías del S&P 500 aumentaron 4,4% sobre el mismo período del año pasado.

En el mercado de deuda del gobierno, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 2,64% de 2,60% a finales del viernes.

El volumen de transacciones estuvo muy por debajo del promedio. Sólo se intercambiaron 2.500 millones de títulos en la Bolsa de Valores de Nueva York, en comparación con un promedio reciente de 3.400 millones.