Presidenta argentina: Se debe regular espionaje

Tras la denuncia lanzada por los países de América Latina contra el espionaje de Estados Unidos en la región, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, planteó el lunes al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la creación de una regulación global sobre esta actividad.

"Planteamos la cuestión del espionaje como la necesidad de una regulación global en esta materia. No solamente por una cuestión que tenga que ver con la paz y la seguridad de las naciones sino también con la seguridad y la privacidad de los individuos", dijo a la prensa la mandataria tras el encuentro con Ban.

"Yo le recordaba al secretario general una película, 'La vida de los otros', una fantástica película que relataba las peripecias de la Stasi (policía secreta de Alemania Oriental) en época de la guerra fría (...) Estamos en una suerte de civilización del cangrejo, estamos yendo un poco para atrás", prosiguió Fernández.

"Estas cuestiones", dijo, "tienen que debatirse con altura, sin necesidad de adjetivaciones ni discursos de barricada, pero tampoco esconder la cabeza como el avestruz en el hoyo e ignorar los problemas. Los problemas están, existen y debemos abordarlos".

Además, entre otros asuntos, la mandataria también expresó su rechazo al incidente vivido por el presidente de Bolivia, Evo Morales, cuando países europeos le negaron el derecho a sobrevolar su territorio. "Creemos que fue una clara y flagrante violación al derecho internacional, a la Convención de Viena... Además de una afrenta personal a un jefe de Estado y por supuesto a una sociedad".

La presidenta hizo estas declaraciones el mismo día que varios cancilleres de Mercosur también transmitieran horas antes a Ban su rechazo al espionaje de EEUU en la región, tal como denunció el organismo en su última cumbre, celebrada en Montevideo el pasado mes de julio.

Fernández se encuentra en Nueva York para presidir mañana el debate en el Consejo de Seguridad de la ONU organizado por Argentina dedicado a hablar sobre la cooperación entre la ONU y organizaciones regionales y subregionales.

En el debate participarán representantes de alto nivel de organismos como el propio Mercosur, Unasur, CELAC, la Unión Africana o la Liga Árabe y contará con una importante presencia de ministros de Asuntos Exteriores de América Latina y el Caribe.

El debate surge tras la petición hecha en la cumbre de Montevideo de que Argentina, miembro no permanente del Consejo de Seguridad y que lo preside en agosto, llevara el tema al organismo.

Fernández transmitió el malestar de la región por el espionaje por parte de Estados Unidos o el incidente de Morales, así como horas antes lo hicieron los cancilleres de Argentina, Bolivia, Brasil, Venezuela y Uruguay en nombre de Mercosur.

Los ministros expresaron al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, su "preocupación", "indignación" y "denuncia" por el espionaje de EEUU en la región, y aseguraron que están empezando a estudiar medidas sobre el tema.

Además, denunciaron el "agravio" sufrido por Morales, cuando no pudo sobrevolar varios países europeos y alertaron sobre los intentos de "presionar" a los países que han ofrecido asilo político al ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense Edward Snowden.

Bolivia, Venezuela y Nicaragua ofrecieron asilo a Snowden.

"En la reunión transmitimos lo que fue un mandato que fue comendado a nosotros por los presidentes y presidentas miembros de Mercosur acerca de elevar a esta alta autoridad de Naciones Unidas nuestra denuncia, nuestra preocupación, nuestra indignación sobre el sistema de espionaje global que ha sido revelado por (Edward) Snowden acerca de actividades de inteligencia ilegales que realiza el gobierno de EEUU contra ciudadanos de todas partes del mundo", dijo a la prensa el canciller venezolano Elías Jaua luego del encuentro con Ban.

Jaua definió el encuentro con Ban como un mensaje de "alerta", a la vez que vaticinó las "graves implicaciones" que el espionaje puede tener "en la estabilidad de los países" y la confianza "mutua" a nivel internacional.

Además, el canciller venezolano dijo que en la reunión los ministros manifestaron su "grave preocupación" por hechos como el "atropello" y "agravio" a la inmunidad presidencial del mandatario de Bolivia, Evo Morales, cuando varios países europeos no le permitieron sobrevolar sus territorios por sospechas que llevaba en el avión presidencial a Snowden.

Algo que, dijo Jaua, "puso en grave peligro no solo la dignidad de Evo Morales sino su propia seguridad física, al tener que sobrevolar con poco combustible".

Además, los ministros también defendieron ante Ban el derecho de otorgar asilo político a Snowden, y manifestaron su preocupación sobre "el intento de condicionar y presionar a lo países que en el libre ejercicio de su soberanía han decidido ofrecer asilo a Snowden".

El canciller venezolano "agradeció la receptividad" del secretario general ante los planteamientos hechos por los ministros que, según dijo, Ban expresó "compartir". "Tal como expresó, comparte nuestra preocupación y comprende nuestra indignación, especialmente en el caso del agravio y atropello a la inmunidad y a la dignidad Evo Morales".

Venezuela ejerce actualmente la presidencia rotativa del Mercosur. Participaron de la reunión los cancilleres Héctor Timerman, de Argentina; David Choquehuanca, de Bolivia; Antonio Patriota, de Brasil, y Luis Almagro, de Uruguay.

Unas horas tras la reunión, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó en un comunicado que "los mecanismos de Naciones Unidas sobre derechos humanos señalaron importantes asuntos sobre derechos y privacidad en relación con la vigilancia" y reiteró "la necesidad de proteger esos derechos fundamentales".

En referencia al incidente de Evo Morales Ban expresó que "un Jefe de Estado y su avión tienen inmunidad e inviolabilidad".

El Mercosur denunció el espionaje de EEUU en la región, en la última cumbre celebrada por la organización el 12 de julio en Montevideo. Entonces, los jefes de estado del bloque decidieron que los cancilleres del organismo informaran del caso a Ban y le solicitaran "mecanismos de prevención y sanción a nivel multilateral en la materia".

Los cancilleres, no obstante, dijeron que la reunión con Ban fue bastante genérica y no se concretó sobre la posibilidad de crear mecanismos de prevención y sanción. Sin embargo, el ministro brasileño apuntó en declaraciones a The Associated Press que se están "examinando" futuras medidas.

Patriota también dijo que se estaba estudiando "los próximos pasos a seguir" ante la posibilidad de que se debata el tema en la Asamblea General de la ONU.

Junto con la denuncia del espionaje, en la cumbre de Montevideo los líderes de Mercosur también condenaron a España, Italia, Francia y Portugal por negar al mandatario boliviano, Evo Morales, sobrevolar y aterrizar en sus territorios por sospechas de que llevaba en su avión presidencial al ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense Edward Snowden.

Además, defendieron el derecho soberano de un país a ofrecer asilo político, solidarizándose con la decisión de Bolivia, Venezuela y Nicaragua de ofrecer asilo a Snowden.