Cadena perpetua a ex jefe militar turco

Un tribunal turco declaró culpable a un ex jefe militar de tratar de derrocar al gobierno y lo sentenció el lunes a cadena perpetua.

El general retirado Ilker Basbug fue el acusado más prominente de unas 250 personas que enfrentan sentencias el lunes en un juicio histórico sobre una supuesta conspiración para derrocar al gobierno del primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan, que fue electo en 2002.

Por lo menos otros 16 acusados fueron sentenciado el lunes a cadena perpetua, entre ellos 10 oficiales retirados, mientras que 60 acusados más fueron sentenciados a sentencias de entre uno y 47 años de prisión, según el noticiero estatal de televisión TRT. Por lo menos 21 acusados fueron absueltos.

Los veredictos ponen fin a un juicio de cinco años que ha generado tensión entre la elite secular del país y el Partido de Justicia y Desarrollo de Erdogan, de tendencia islámica.

El juicio ha provocado varias protestas. El lunes la Policía evitó que cientos de manifestantes llegaran al tribunal de Silivri, 40 kilómetros (25 millas) al este de Estambul, en una muestra de solidaridad con los acusados. Hubo algunos reportes de enfrentamientos, pero no se esperaba que los veredictos desataran semanas de violentas manifestaciones contra el gobierno como las que recientemente provocó un plan del gobierno para construir una réplica de unos cuarteles otomanos cerca de la Plaza Taksim, en el centro de la ciudad.

Los ahora sentenciados fueron acusados de planear ataques que los fiscales alegaron tenían por fin crear el caos como preparativo para un golpe de Estado. Los encausamientos han sido un factor en la modificación de las fuerzas armadas y afianzado el control civil en un país donde ha habido numerosos golpes militares desde 1960.

Los encausados fueron acusados de ser parte de un supuesto grupo ultranacionalista y secular llamado Ergenekon, que toma el nombre de un legendario valle en el Centro de Asia que se cree es la tierra ancestral de los turcos.

En miles de páginas, los fiscales mantuvieron que el grupo estaba detrás de varios actos violentos, entre ellos uno ocurrido en 2006 en un tribunal que provocó la muerte a un juez y que se realizó con el fin de que pareciera obra de extremistas islámicos, en un intento por crear inestabilidad que provocara una intervención militar.

Los fiscales dicen que el grupo también planeaba matar a Erdogan, a Orhan Pamuk, ganador del Premio Nobel de Literatura y a otras figuras destacadas.

Los acusados rechazaron las acusaciones.

Los fiscales exigieron sentencias de cadena perpetua para 64 de los acusados, en su mayoría cargos de terrorismo. Otros fueron acusados de posesión de armas de fuego o de sencillamente pertenecer a Ergenekon.

Mehmet Haberal, cirujano y fundador de una universidad en Ankara y Mustafá Balbay, representante en Ankara del diario Cumhuriyet, partidario del secularismo, enfrentaban cadena perpetua pero fueron sentenciados a 12 y 34 años de prisión, respectivamente. Los dos fueron electos al Parlamento en 2011 mientras estaban en prisión, pero nunca pudieron ocupar sus escaños.

Tuncay Ozkan, un destacado periodista que ayudó a organizar varias protestas contra el gobierno en 2007, fue condenado a cadena perpetua.

___

La periodista de The Associated Press Suzan Fraser en Ankara contribuyó a este despacho.