Alcalde de San Diego comienza terapia de 2 semanas

El alcalde de San Diego Bob Filner comienza el lunes dos semanas de terapia sicológica intensiva, en momentos en que enfrenta una demanda por acoso sexual y llamados a que renuncie por acusaciones de que ha manoseado a mujeres durante años.

Incluso mientras se somete a tratamiento, Filner será interrogado por abogados esta semana en relación con una demanda presentada por su ex directora de comunicaciones que dice que él le pidió que trabajase sin ropa interior, le dijo que quería verla desnuda y la arrastró agarrada por el cuello mientras le susurraba al oído.

Ni Filner ni su oficina han revelado detalles de su terapia. Filner pagará por su tratamiento.

Las acusadoras de Filner, muchos ex partidarios y votantes han expresado escepticismo de que un programa de dos semanas sea remedio apropiado para lo que el propio político ha confesado son años de conducta inapropiada hacia mujeres. Veteranos terapeutas también pusieron en entredicho cuánto puede progresar.

"Es una ilusión pensar que en dos semanas alguien pueda volverse un hombre nuevo", dijo Helen Friedman, sicóloga de San Luis que ha tratado conducta sexual compulsiva durante 30 años, aunque dijo que se trataba de un buen primer paso.

Expertos dicen que el éxito dependerá de cuán lejos va Filner, de 70 años, a la hora de admitir sus problemas.

"En las primeras sesiones tienes que encontrar a alguien en quien confías realmente", dijo Lilli Friedland, sicóloga que aconseja a ejecutivos empresariales sobre acoso sexual. "Se necesitan varias sesiones y visitas establecer ese tipo de confianza".

Algunos votantes se preguntaron si la terapia era simplemente un intento de ganar tiempo en medio de la gran presión que existe para que renuncie.

"Él necesita salvar las apariencias", dijo Christina Imhoof, de 72 años, que votó por Filner en noviembre, pero renunció al Partido Demócrata tras las acusaciones. Dijo que ella sospecha que Filner va a regresar tras la terapia y que su terapeuta le va a recomendar que renuncie al cargo por razones médicas.

Filner anunció el 26 de julio sus planes para ingresar a una clínica de terapia de conducta para "comenzar el proceso de lidiar con mi comportamiento". Dijo que era el primer paso de un programa continuo que incluirá terapia.

La oficina del alcalde no respondió a pedidos de entrevistas.

Diez mujeres, incluyendo una decana universitaria y una contralmirante retirada de la Armada, han revelado públicamente en el último mes que Filner las sometió a insinuaciones sexuales no deseadas. Algunas dicen que el alcalde las acorraló y en ocasiones las manoseó y las besó.

Al menos cinco de ellas reiteraron sus llamados a que Filner renuncie, después de su anuncio de que iba a comenzar tratamiento.

Filner, primer alcalde demócrata de San Diego en 20 años, mantendrá plenos poderes durante la terapia y dijo que va a ser informado dos veces al día de los asuntos de la municipalidad.